Deportes

El BM Logroño debutará en ASOBAL con 566 espectadores en las gradas

Foto: BM Logroño

El BM Logroño permitirá la entrada de 566 espectadores (un 15 por ciento del total) al Palacio de los Deportes en el debut frente al Nava (miércoles 20:45), frente al Barcelona (viernes 20:45) y durante los tres próximos encuentros ligueros que juegue en casa. Para ello, el club ha puesto a la venta un abono especial para los próximos cinco partidos por un valor de 50 euros para adultos y 25 para menores de edad. Será imprescindible presentar el carnet de abonado de la temporada pasada, pudiendo retirar solamente un abono por socio. Ninguna persona sin entrada podrá entrar al pabellón, tenga la edad que tenga.

Las taquillas estarán abiertas este miércoles entre las 11 y las 14 horas y desde las 16 hasta la hora del encuentro. No habrá zonificación por gradas y únicamente se asignarán las zona de preferencia y tribuna. No se podrá usar la zona de grada baja (situada detrás de los banquillos) y se abrirá la preferencia grada alta, normalmente cerrada. Además, no se podrán utilizar las filas impares y deberán permanecer libres dos asientos de cada tres. Los asientos no disponibles están perfectamente señalizados.

Seguridad ante todo

La entidad solicita a las personas que tengan síntomas compatibles con el COVID la no asistencia al partido. Con respecto al resto del público, recomienda acudir con tiempo para un acceso seguro, escalonado y sin aglomeraciones. Los accesos se abrirán una hora antes del inicio, tomándose la temperatura externa a los espectadores al acceder. La temperatura máxima permitida será de 37,5 grados. Los asistentes deberán lavarse las manos con gel hidrológico, además de desinfectar el calzado en las alfombras correspondientes.

La distancia social se mantendrá en todo momento en 1,5 metros y el público deberá acudir con su propia mascarilla. Asimismo, deberá estar sentado en todo momento, salvo lo indispensable, y con la boca y la nariz cubiertas. No está permitido comer ni beber en la grada, así que el bar del pabellón permanecerá cerrado.

Al finalizar el encuentro, los espectadores abandonarán lo antes posible el pabellón, sin aglomeraciones y de la forma escalonada que permita el desalojo del mismo en condiciones de seguridad. Por último, una vez vacío el pabellón, se desinfectarán las instalaciones utilizadas por los espectadores (hall de entrada, asientos, barandillas, servicios higiénicos, etc).

Subir