La Rioja

Cenicero estrena apartamentos para potenciar el enoturismo

Un nuevo alojamiento hotelero luce en la localidad riojalteña de Cenicero bajo los cimientos de un antiguo edificio del 1900. Con la esencia de la construcción primitiva de la época en piedra y madera, Rioja Valley abría sus puertas el pasado sábado con el fin de potenciar el enoturismo en el municipio.

“Con la apertura de esta puerta espero que se abran muchas otras en mi localidad”, ha deseado la propietaria, Soraya Saéz. A la inauguración también asistieron el alcalde de la localidad, Marcos Jiménez, los concejales y el secretario de la Asociación para el Desarrollo de La Rioja Alta (ADRA), Félix Caperos.

Situado a orillas del Ebro y frente a Bodegas Riojanas, el alojamiento se compone de cuatro apartamentos en dos plantas, comunicadas por la escalera original y un moderno ascensor. «Son apartamentos totalmente funcionales, cada uno de ellos con cocina, salón, habitación y baño», explica la propietaria.

En ellos no se ha querido dejar un solo rincón sin decorar con la cultura vinateral de la ciudad. De ahí que los nombres con los que se ha bautizado a cada apartamento sean Viñedos, Trujales, Cuevas y Barricas. La decoración se relaciona con estos nombres, dotando a cada apartamento de una personalidad propia.

Tienen capacidad para cuatro personas, pudiéndose ampliar para dos más. Además, el apartamento Barricas está adaptado a personas con movilidad reducida, siguiendo las indicaciones de Equalitas Vitae. El apartamento Viñedos se abre a un luminoso patio con salida independiente a la calle. Los apartamentos superiores, Trujales y Barricas, permiten disfrutar de unas espléndidas vistas de la localidad desde los balcones.

Aparte, Rioja Valley incluye desayunos dulces y salados, servicios de compra, catering, limpieza, aparcamiento propio y wifi gratuito. La ubicación es inmejorable, con la posibilidad de visitar todos los lugares de interés de la región en poco tiempo.

Subir