ARTÍCULO PATROCINADO

La Rioja también tiene terrazas con vistas al mar

*Artículo realizado en colaboración con La Rioja Turismo

Bodegas Patrocinio (Zinio) en Uruñuela ha estrenado ‘gastro bar’. Y merece mucho la pena conocerlo. Abrió al público el 17 de julio y ya ha comenzado a recibir visitantes. «La cooperativa Patrocinio ha ido evolucionando y adaptándose a sus clientes. Se han dado cuenta de que el enoturismo era necesario y demandado. De hecho, estamos en un enclave precioso», explica Ana María Martín, responsable de comunicación y enoturismo, en relación con el origen de la iniciativa.

En tiempos de reinvención, la bodega apuesta por la apertura de este local que se compone de tres espacios. Una galería íntima con cinco pequeñas mesas para dos personas, otra sala interior con cinco mesas y la joya de la corona: una extensa terraza que da a un mar de viñedos de 450 hectáreas. «Consideramos el gastro bar como un espacio abierto para que puedan venir los clientes y disfrutar de las instalaciones. No solo tienen por qué venir a hacer una cata de vinos o a hacer una visita como tal. Puedes venir incluso a tomar un café, cenar o desayunar».

Para completar la experiencia en la bodega, el gastro bar además de sus vinos ofrece tapas. «Unas más ligeras y otras más contundentes». Ana María Martín explica que el proyecto gastronómico todavía está por desarrollar. Más adelante ofertarán un menú riojano, «algo más elaborado», y trabajarán a demanda de grupos para la celebración de grandes eventos como bodas y comuniones. Poco a poco.

Martín detalla que el establecimiento se ha acogido a las medidas de seguridad necesarias para evitar contagios. Hidrogel en varios puntos del local, limpieza, distancia de seguridad… «Hay mucho más espacio entre mesa y mesa que el metro y medio que marca la normativa», asegura. Así, el aforo máximo se mantiene actualmente en cincuenta personas sentadas. «No queremos excedernos. Queremos que la gente esté amplia y que tenga más espacio del que marca la normativa».

El valor de lo nuestro

No es la primera vez que el sector del enoturismo pone en valor la fotografía y el comercio local de Uruñuela. En mayo de 2018 se inició un proyecto que comprendía tres actuaciones: la construcción de un mirador y la realización de paseos entre viñedos; la recuperación de chozas agrícolas, símbolo del pueblo y la creación de un museo de aperos agrícolas y un mural alegórico que muestran cómo ha variado la actividad agrícola y la vida en Uruñuela.

Subir