La Rioja

Aresol estudia instalar una planta solar en Murillo de Río Leza

El Grupo Aresol daba a conocer su propósito de instalación de una planta fotovoltaica en el término municipal de Murillo de Río Leza la pasada semana al ponerse en contacto con el consistorio de la localidad. El concejal de Urbanismo, Raúl Casero, explica que desde el Ayuntamiento no confían en la prosperidad de dicho proyecto, «aunque la primera palabra la tienen los propios propietarios de las fincas».

En concreto, la empresa pretende emplear unas doscientas hectáreas pertenecientes a las parcelas ubicadas en los polígonos 23 y 24 del término municipal, para lo cual ha de contar con el apoyo de todos los dueños de dichas fincas.

Este jueves se produjo una reunión a la que fueron convocados dichos propietarios por parte de los responsables de la empresa, desde donde señalan que el proyecto todavía se encuentra en una fase de «prospección de terrenos sin nada concluyente».

«Desde mi punto de vista, no creo que salga adelante por el destrozo visual y paisajístico que va a ocasionar, tal como se lo hemos hechos saber a Aresol. Pero en el caso de llegar a un acuerdo con los propietarios, el Ayuntamiento tendría que estudiar la propuesta, su impacto medioambiental y los beneficios a obtener para valorar la aprobación», apunta el concejal de Urbanismo.

El primer edil coincide y añade que, «tras sondear con algunos agricultores y conocer su negativa ante dicha construcción, será complicado que la planta fotovoltaica llegue a ver la luz».

Por su parte, un vecino de la localidad ha querido mostrar a NueveCuatroUno su disconformidad ante dicho proyecto: «Es un atropello al paisaje del vino y el viñedo, es vergonzoso. La planta solar fotovoltaica se haría en un paraje que, curiosamente, fue elegido para un calendario de paisajes riojanos por el Gobierno de La Rioja. ¿Cómo es posible que ahora se quiera destruir con esta macroplanta?».

Subir