El Rioja

Agricultura defiende una PAC «sin los históricos derechos»

La consejera de Agricultura, Ganadería, Mundo Rural, Territorio y Población, Eva Hita, ha participado este jueves en Madrid en la Conferencia Sectorial de Agricultura y Desarrollo Rural extraordinaria, convocada y presidida por el ministro de Agricultura, Luis Planas, en la que los consejeros y consejeras de las comunidades autónomas debaten sobre la futura Política Agraria Común (PAC) y su aplicación en España.

En concreto, se ha abordado la definición de agricultor genuino, el régimen de pequeños agricultores, la ayuda básica a la renta, la limitación de los pagos (‘capping’), el pago redistributivo, así como los ecoesquemas y la agricultura ecológica.

Las comunidades autónomas han expuesto sus posiciones sobre estos asuntos, cuestiones que han sido previamente debatidas y consensuadas con las organizaciones profesionales agrarias y los agentes del sector en La Rioja y el resto de autonomías.

Hita ha defendido que el concepto de agricultor genuino “debiera adaptarse a la definición de agricultor profesional. A través de esta figura sería mucho más eficaz la consecución de los objetivos que persigue la PAC, sociales, ambientales y económicos. Para ello, nuestra propuesta es que un agricultor profesional sea aquel en el que sus ingresos procedentes de la actividad agraria supongan, al menos, el 50 por ciento de sus ingresos totales”.

La consejera de Agricultura ha subrayado a este respecto que “esta definición permitirá reducir el número de perceptores de ayudas PAC en España que, aunque ya se redujeron tras la reforma de 2013 sigue siendo mayor que en el resto de potencias agrarias europeas, y que las ayudas lleguen a sus verdaderos destinarios”.

En este punto Hita ha ahondado en que “para alcanzar los objetivos de la nueva PAC, se necesitan agricultores profesionales, que tengan un buen grado de formación, con explotaciones competitivas, cada vez más sostenibles, y en las que la innovación sea una palanca. Y, por otro lado, las ayudas deben recaer en quienes contribuyen de forma mayoritaria a alcanzar estos objetivos”. Así, defiende Hita que “en este momento hay que pensar en un diseño de reparto más justo”.

En relación al régimen de pequeños agricultores, la posición de La Rioja reconoce que esta actividad es importante para la renta familiar, aunque es un régimen en el que se deben dar adaptaciones.

En referencia al debate de la ayuda básica a la renta y los derechos históricos, Hita ha expuesto la postura de La Rioja “a favor de la desaparición de los derechos históricos, de modo que los perceptores cobren con mayor vinculación a la actividad que están ejerciendo ahora y no por lo que hicieron en un periodo muy anterior. Así se facilitaría la incorporación de los jóvenes a la actividad agraria. Este objetivo se puede conseguir optando por un sistema sin derechos, pasando a un sistema de pago por superficie”.

“Desde La Rioja se considera que el sistema actual conduce sobre todo a una inmovilidad de la tierra, por lo que es necesario trabajar en revertir esta situación”, ha expuesto Hita, en una posición que comparten Ministerio y comunidades autónomas.

En la reunión del Ministerio con las autonomías también se han tratado los ecoesquemas, que serán voluntarios para agricultores y ganaderos, pero que representan una buena oportunidad para alcanzar los objetivos medioambientales de la estrategia ‘De la granja a la mesa’.

“Desde La Rioja entendemos que la agricultura ecológica no debe ser un ecoesquema, sino que debe seguir siendo parte de las políticas de desarrollo rural con compromisos plurianuales y con una garantía a medio plazo para el agricultor que decida la conversión ecológica de que va a contar con apoyo de la Administración”, ha subrayado Hita.

La PAC traerá a España un total de 47.682 millones de euros para el periodo 2021-2027, “un acuerdo satisfactorio para continuar apoyando a los agricultores y ganaderos como sector, cuya función económica, social y medioambiental es crucial en nuestro territorio», ha señalado la consejera. «Este acuerdo nos sitúa en una posición indudablemente mejor que las perspectivas que se vislumbraban hace unos meses”, ha añadido.

Estas reuniones entre Ministerio y autonomías permiten continuar con los trabajos de elaboración del Plan Estratégico de la PAC a partir de septiembre y comenzar a diseñar la estrategia de intervención y medidas concretas que recogerá el Plan. España se ha propuesto como objetivo presentar su Plan Estratégico a la Comisión Europea a comienzos de 2021, para comenzar a aplicar la nueva PAC a partir de 2023.

«Golpe traicionero»

A pesar de la buena recepción por parte de la Consejería de Agricultura, el sindicato agrario ARAG-ASAJA considera el presupuesto de la PAC para 2021-2027 «un golpe traicionero» en relación a los recortes establecidos, «ya que los agricultores y ganaderos serán los grandes perjudicados de la reducción de un 9,6 por ciento de las ayudas directas de la PAC este mismo año».

En este sentido, la organización ha sido especialmente crítica por los resultados de esta negociación en la que lamentablemente “una vez más se ha vuelto a demostrar lo poco que importa el mundo rural ni, por supuesto, los agricultores y ganaderos españoles que, entre otras cosas, han garantizado el abastecimiento de alimentos en toda España con un comportamiento ejemplar”.

Con una estimación de cifras realizas por ASAJA, la organización ha señalado que los recortes también afectarán a un 11 por ciento en Desarrollo Rural, en precios de 2018, que es como las Instituciones Europeas diseñan sus presupuestos. De esta forma, «y sin tener los cálculos definitivos de reparto de los diferentes países, España podría llegar a perder más de 4.740 millones de euros en el periodo».

En definitiva, «se aplauden entre ellos, se felicitan, se hacen fotos, pero nadie mira las consecuencias del acuerdo para los agricultores y ganaderos, que son un auténtico desastre y que se suma a los aranceles, los problemas que va suscitar el Brexit o los recientes acuerdos ‘negativos’ con Mercosur, con especial incidencia en el ganado”, critican.

Subir