Crisis del Coronavirus

Más de diez millones de unidades de material sanitario para plantar cara al COVID

La presidenta del Gobierno de La Rioja, Concha Andreu, y la consejera de Salud, Sara Alba, han visitado en Arrúbal el almacén del Gobierno regional en el que se acumulan más de diez millones de unidades de material sanitario preparados para hacer frente a cualquier complicación en el sistema riojano de salud.

Más de 6,1 millones de mascarillas, más de 2,5 millones de guantes de nitrilo, 282.000 guantes de látex, más de 178.000 pantallas de protección, 95.500 batas de polipropileno reutilizables, 86.600 gorros, 83.340 patucos, 22.366 batas de algodón, 16.879 mandiles y 2.735 garrafas de hidrogel, además de gafas, calzas, verdugos, buzos, mantas o manguitos, conforman el almacén de material sanitario del Gobierno de La Rioja, ubicado en Arrúbal, para hacer frente a la COVID-19.

«La crisis de la COVID nos ha demostrado que hay que estar preparados para lo imprevisible, y este es un almacén intermedio necesario, en su momento para contar con un stock de seguridad, pero además para cubrir una de las peticiones que venía reflejada en el último acuerdo para la reconstrucción social y económica que acordaron por unanimidad todas las fuerzas políticas del arco parlamentario», ha contextualizado Andreu.

La presidenta ha querido recordar que el material sanitario almacenado, proviene no solo de China, sino también de La Rioja. «Varias empresas riojanas supieron adaptarse a nuevas producciones y de plantillas de calzado deportivo transpirable hicieron pantallas de producción y máscaras», ha puesto en valor.

«Hemos paseado por unos pasillos que no solo contienen EPIS, sino altas dosis de humanidad», ha destacado por su lado Sara Alba. La edil ha agradecido aquellos mensajes introducidos en las cajas, abiertas en el Hospital San Pedro durante el mes de marzo, como por ejemplo el dibujo de David. Un arnedano de cuatro años que decía ‘venga con esto podemos’ e insuflaba tanto ánimo y energía». Este almacén es el resultado del trabajo de muchas personas, organizaciones y empresas que han estado a la altura de las circunstancias en este momento, como todo el personal sanitario».

Almacén de material sanitario. / Foto: Gobierno de La Rioja

Desde el Gobierno se insiste en que el virus continúa en la calle y que, por ello, hay que seguir extremando precauciones. «El tener un almacén repleto, con diez millones de unidades en total no quita al virus de en medio, nos protege de los contagios y protege a los sanitarios para que puedan seguir realizando su trabajo, pero la responsabilidad tiene que ser de cada uno», ha avisado Andreu a la par que ha recordado el uso obligatorio de la mascarilla.

«La mascarilla cumple tres cuestiones: si somos portadores asintomáticos que no contagiemos, si hay un portador asintomático en la sala que no nos contagie y nos recuerda que el COVID sigue aquí, entre nosotros», ha explicado la consejera de Salud, quien ha anunciado que cada vez más PCR detectan personas asintomáticas.

«Nosotros somos los que mejor nos podemos proteger con el correcto uso de la mascarilla, el lavado de manos, limpieza de superficies, ventilación, distanciamiento de seguridad, y el resto de medidas han venido para quedarse para proteger a toda la población hasta que tengamos una vacuna efectiva», ha advertido Alba.

Concha Andreu y Sara Alba visitan el almacén de material sanitario

En cuanto a las protestas de los trabajadores del servicio de Urgencias, Alba ha señalado que ya se ha mantenido varias reuniones y que desde el Gobierno «se han propuesto una serie de medidas que sí o sí van a aliviar el profundo volumen de trabajo que ha tenido el personal sanitario», medidas cuya ejecución práctica puede tardar un tiempo».

«Si lo hemos hecho impecablemente bien hasta ahora, no vamos a dejar de hacerlo, entiendo que es verano y tenemos ganas de volver a la normalidad y entiendo que somos seres sociables y que los riojanos vivimos a través del abrazo y el afecto, pero vamos a abandonar por un tiempo por responsabilidad y por quien nos necesita: los más frágiles».

Subir