Crisis del Coronavirus

Veinticuatro nuevos casos, «en su mayoría, personas jóvenes y asintomáticas»

Con los nuevos positivos detectados este fin de semana, son 31 los contagios activos en la región

Tras un fin de semana sin datos en La Rioja y con el decreto del uso obligatorio de mascarilla, el director general de Salud Pública, Consumo y Cuidados, Enrique Ramalle, ha analizado la evolución epidemiológica del COVID-19 en la comunidad.

«Veníamos de una situación buena después de la finalización del estado de alarma, con muy pocos positivos, pero este fin de semana la situación ha cambiado». Veinticuatro nuevos casos, tres de ellos en un brote «complicado de identificar». Ramalle ha señalado que «es difícil establecer un patrón de los nuevos contagiados», pero que en su mayoría son jóvenes, -de entre 20 y 40 años- y asintomáticos.

En cuanto a las personas ingresadas actualmente, el director de Salud Pública ha confirmado que se encuentran ingresadas por COVID dos en la Fundación Hospital de Calahorra y otra en el San Pedro de Logroño. Afortunadamente, ninguno en la UCI. «Con los datos detectados esta semana y con alguno que había de la semana pasada tenemos 31 activos».

Ramalle ha hecho hincapié en que el sistema está funcionando gracias al enorme trabajo de los servicios de vigilancia epididemiológica, de Salud Pública, Atención Primaria y Atención Hospitalaria. «Es un esfuerzo tremendo el que hay que hacer para identificar a los casos y seguir a sus contactos y hay que agradecer este trabajo».

Durante su comparecencia, Ramalle ha distinguido entre los conceptos de brote y rebrote. El primero se define cuando hay tres o más personas que comparten un vínculo epidemiológico que no es el resultado de vivir en el mismo domicilio. Por ejemplo tres personas que trabajan en el mismo lugar o tres amigos que han compartido alguna actividad. Por su parte, un rebrote significa que ya se produjo anteriormente un brote y en el mismo colectivo vuelve a haber otro brote antes de que pasen dos periodos de incubación, es decir, 28 días. Pasados esto días «sería un brote distinto. Por ello, lo que tenemos ahora en La Rioja es un brote».

El sistema de detección consiste en hacer una prueba de PCR a todas esas personas que tienen síntomas como se ha hecho hasta ahora y también se llevan a cabo estas pruebas a personas que van a ingresar en los hospitales de La Rioja por el motivo que sea y a los que acuden a urgencias con síntomas respiratorios. «Este método nos permite detectar a los pacientes asintomáticos».

Brote en el Hospital San Pedro

Según ha confirmado el director de Salud Pública, el brote que se ha dado en el centro logroñés corresponde a un paciente que la primera vez que ingresó, el 1 de junio, dio negativo en la PCR. Sin embargo, en una siguiente prueba realizada el día 6 porque presentaba varios síntomas, los resultados dieron positivos.

Esta consecuencia trajo consigo el seguimiento de las personas que habían estado en contacto con el paciente y dos trabajadores sanitarios, asintomáticos, que habían tratado al enfermo, también han dado positivo.

Uso adecuado y obligatorio de mascarillas

Ramalle ha confirmado que, una vez publicado en el BOR y con carácter inmediato, «el uso de mascarillas va a ser obligatorio en La Rioja». Un uso que no exime de seguir manteniendo otras medidas como el distanciamiento social, el lavado continuo de manos o la desinfección de los espacios.

Esta decisión, «que ya se venía estudiando desde hace una semana», deriva de varios factores. «En otras comunidades con brotes ya se estaba estableciendo la obligatoriedad. Aquí hay 24 nuevos casos, que nos son excesivos, pero aunque no hubiera habido ninguno también lo hubiéramos decretado como obligatorio». Todo porque «queremos evitar los contagios a través de los portadores asintomáticos». Asimismo, Ramalle ha subrayado que según estados recientes de la OMS «y aunque no estemos seguros, el virus también puede permanecer en el aire». Y por último, «creemos que es una medida que recuerda que el virus sigue entre nosotros, que no ha desaparecido».

Rastreo actual

Después de los 24 positivos, el sistema de rastreo se ha puesto en marcha inmediatamente y «aproximadamente 110 o 115 personas se encuentran en cuarentena domiciliaria». Ramalle ha querido hacer una aclaración a este respecto y ha explicado que el concepto aislamiento hace referencia a la persona que está enferma y la cuarentena es del contacto, es decir, de la personas que no está enferma pero ha estado cerca de un positivo. Para que un contacto sea estrecho «se tiene que haber estado con una personas a una distancia de menos de dos metros y durante más de 15 minutos».

Además, el director ha indicado que desde el 8 de abril aproximadamente «hemos hecho un promedio de 250 PCR al día, y seguimos llevando a cabo un esfuerzo máximo por detectar cualquier otro caso con una sintomatología compatible con la enfermedad».

Lazos con el brote de Tudela

Ramalle ha confirmado que hay cinco personas, dentro de los 24 nuevos casos, que están relacionadas con el brote que hubo en Tudela. «En principio pertenece a ese brote, por lo tanto no es un brote de La Rioja».

Subir