Educación

IU carga contra Educación: «Desorganización, caos y falta de criterio»

Izquierda Unida de La Rioja ha manifestado este lunes su «preocupación y malestar» por la situación de «desorganización, caos y falta de criterio» en la Consejería de Educación y Cultura del Gobierno de La Rioja.

La formación critica que esta situación ha supuesto que en las últimas semanas hayan dimitido un subdirector general y tres jefes de servicio «sin que se haya dado ninguna explicación ni se hayan realizado nuevos nombramientos», además de lamentar la «desaparición» de la directora general de Educación, Pepa Iriarte, de la que «nadie sabe qué funciones realiza exactamente».

IU no entiende que a día de hoy la Consejería aún no haya presentado un Plan de Contingencia a los centros educativos para encarar el nuevo curso, «cuando se comprometió a presentarlo el día 24 de junio». La formación subraya que La Rioja «va camino de ser la última comunidad en tenerlo, sin tiempo prácticamente para que los equipos directivos elaboren y adapten las directrices a las condiciones particulares de sus centros».

También afea a la Consejería que «hasta el momento no garantiza la seguridad sanitaria del alumnado y del profesorado para el próximo curso». «Las familias riojanas deben estar tranquilas cuando sus hijos e hijas acudan a la escuela en septiembre, pero hasta el momento no ha habido un gesto, una palabra, un plan o alguna directriz clara que les asegure que los centros educativos podrán cumplir las medidas sanitarias recomendadas», añade.

Izquierda Unida considera «imprescindible» que en las aulas se mantenga la distancia de 1,5 metros, «lo que necesariamente supone más profesorado, algo que aún no ha sido garantizado por la Consejería». «La inversión en educación es insuficiente y más en esta situación», critica.

«Traje a medida para Fundación Promete»

No quedan ahí los reproches a la cartera dirigida por Luis Cacho, ya que «la Consejería aún no sabe cuándo sacará las becas de libros, pero que sí ha tenido tiempo y dinero para presupuestar un gasto de 1.400.000 euros en un programa de escuela de verano que, entendiendo y apoyando que se puedan beneficiar niños y niñas con necesidad de apoyo educativo, ha supuesto un verdadero ‘traje a medida’ para la Fundación Promete de la que, casualmente, el señor consejero fue presidente y la directora general de Educación, Pepa Iriarte, fue directiva y que ha sido la que ha realizado la formación dentro de este proyecto».

«Una consejería que se comprometió a garantizar una escolarización más equitativa, suprimiendo aquellas líneas de conciertos educativos que no cumplieran su función social y se cubrieran las plazas en la escuela pública y ha hecho justo lo contrario, vulnerando el pacto firmado con Izquierda Unida para un modelo de escolarización más justo, equitativo y que garantice la igualdad de oportunidades», señala la formación, cuyo apoyo fue decisivo en la investidura de Concha Andreu como presidenta el pasado verano.

Por último, IU critica que Educación «elabora órdenes contradictorias, modifica plazos después de anunciarlos, retrasa ‘sine die’ los procesos de becas, matriculación, etc., lo que supone una falta de respeto hacia la comunidad educativa y que genera una constante incertidumbre y confusión». «Y un consejero, Luis Cacho, al que hay que reconocerle el enorme mérito de haber decepcionado y puesto en pie de guerra a toda la comunidad educativa», concluye Izquierda Unida, que urge al Gobierno a «tomar medidas y poner orden en esta situación».

Subir