Universidad de La Rioja

Antoñanzas urge a coordinar investigación y salud para afrontar pandemias

La creación de un Consejo Europeo que coordine la investigación en salud es una medida urgente para superar la fragmentación que dificulta hacer frente a pandemias como la del coronavirus. Así lo exponen Fernando Antoñanzas, catedrático de Economía Aplicada de la Universidad de La Rioja, junto a otros expertos del Panel Científico para la Salud de la Unión Europea en un artículo publicado recientemente en ‘The Lancet’.

En el artículo, titulado ‘Superar la fragmentación de la investigación sobre salud en Europa: lecciones del COVID-19’, estos expertos destacan la necesaria coordinación entre los distintos sistemas sanitarios, con la creación de un Consejo Europeo para la Investigación en Salud (EuCHR), como «primer paso urgente y necesario».

«Un instituto que gestione la investigación en salud de forma integrada y coordinada puede ayudar mucho en la construcción de Europa y en evitar duplicidades y pérdidas de eficiencia en los sistemas nacionales de salud», explica Fernando Antoñanzas, investigador principal del grupo ‘Economía de la Salud’ del Departamento de Economía y Empresa de la UR.

El grupo de expertos del Panel Científico para la Salud de la UE, entre los que figura Antoñanzas, señala cómo la actual pandemia ha puesto de manifiesto la necesidad de un enfoque coordinado paneuropeo en áreas cruciales de la investigación, incluida la recopilación y el acceso a datos, la implementación de diagnósticos y el desarrollo de tratamientos innovadores.

«El Consejo Europeo que proponemos –explica el catedrático Fernando Antoñanzas- mantendría unos criterios unificados, velaría por solventar problemas administrativos frecuentes en las convocatorias de financiación, buscaría sinergias entre países, etc. Por poner un ejemplo, evitaría cuellos de botella como los que tienen lugar en los ensayos clínicos para analizar la eficacia y seguridad de los fármacos, que se están haciendo en países extracomunitarios por las dificultades que encuentran en la UE».

Para estos científicos, las debilidades de la política sanitaria de la UE –donde la economía prima sobre la salud- son muy evidentes. La falta de coordinación y de equidad en el acceso a la atención sanitaria han lastrado la respuesta ante la covid-19, a pesar de la importante partida de financiación para investigación de que se dispuso.

Aunque el plan de recuperación Europe4Health presentado por la Comisión Europea a finales de mayo incluye algunas mejoras, los expertos recomiendan actuar en cuatro áreas estratégicas: enfoque One Health en vida saludable, bienestar y salud pública; inversión en investigación trasnacional; construcción de fortalezas –reduciendo desigualdades, capacitando a los profesionales y avanzando en digitalización e inteligencia artificial-, y estrategia de asociación (incluyendo al Reino Unido).

Subir