La Rioja

Centímetros cúbicos de emoción: Park Motor MTR, el circuito referente del norte de España

El mundo del motor cuenta sus seguidores por millones en todo el mundo. En La Rioja, en 1973, un grupo de amigos aficionados a las carreras se pusieron en marcha para organizar todo tipo de pruebas. Así nació el Moto Club Rioja. Una asociación que elevó el motocross en la región, llevando a cabo en el antiguo circuito logroñés del Monte El Corvo varios campeonatos de España. De estas carreras salieron muchos pilotos, como Daniel Mateos, campeón de España en varias ocasiones.

En 2017 dio comienzo un proyecto que ha seguido creciendo hasta hoy. La unión de Moto Club Rioja y MTR Motor School derivó en la creación de uno de los clubes más importantes de la zona norte, bajo la presidencia de Kristina Pérez y Armando Fernández. «Queríamos dar un poco de aire fresco a este mundo del motor. Nos juntamos gente con mucha ilusión y experiencia en competiciones y organización de eventos y así comenzó todo», explica Fernández.

Tras dos años de duro trabajo, estrenaron el Park Motor MTR. 90.000 metros cuadrados de circuitos ubicados en la localidad riojana de Villalobar de Rioja. Circuitos para autocross y quads; un circuito de iniciación de 400 metros; circuito Pit bikes y Mx Infantil de 800 metros; circuito de Mx adultos de 460 metros y una zona de superenduro de 1300.

Una actividad dirigida a todos los públicos, expertos o no, conductores o no, que para eso está su escuela. «Todo aquel amante del motor que llegue aquí puede alquilar una moto con su protección, casco, botas… o traer su propia equipación».

Escuela Racing

Además de los circuitos, MTR Motor School pone a disposición de todo el que lo desee su escuela. Para los motoristas más jóvenes, niños desde 4 años, Armando explica que cuentan con cursos en el circuito de iniciacion y Mx del Park-motor MTR. «Son cursos con una parte teórica donde se les explica lo más básico del mantenimiento de la moto, un calentamiento antes de subirse y una parte práctica donde aprenderán posicionamiento, trazadas, etc…»

Los adultos, por su parte, podrán optar a cursos impartidos por monitores con gran experiencia en competiciones a nivel nacional y regional. «En estos cursos practicarán posicionamiento en la moto, trialeras, sendas, bajadas, etc… y piden ser en grupo o clases individuales».

Asimismo, en el circuito de Navarra, esta escuela de racing imparte cursillos perfectos tanto para el que quiere iniciarse en el mundo del circuito, como para mejorar en la conducción de la moto. «Enseñamos el posicionamiento en la moto, cómo trazar mejor, cómo coger mejor las curvas, cómo frenar… Para ello empleamos conos en pista y una grabación on-board que se ofrece la posibilidad de corregir errores en el momento».

La diversión está asegurada y todo, por supuesto, con unas medidas de seguridad excepcionales. «No son circuitos para hacer carreras, aunque hay grupos de amigos que vienen y ente ellos algún ‘pique’ que otro surge, pero todos los perímetros son independientes, adecuados por edades y actividad».

Subir