Deportes

La afición de la UD Logroñés se viste para preparar el ascenso

La masa social de la UD Logroñés calienta motores de cara al decisivo encuentro frente al Castellón (sábado 18 de julio, La Rosaleda, 22:00 horas). Peñas y aficionados del conjunto blanquirrojo han iniciado la venta de diferentes artículos de merchandising (banderas, bufandas, camisetas…) y cada vez se identifican más balcones blanquirrojos a lo largo de toda La Rioja. Logroño, Arnedo, Baños de Río Tobía, Tirgo o Cuzcurrita del Río Tirón no quieren perdérselo. La región se prepara para su día deportivo más importante de las dos últimas décadas.

Alejandro González y los integrantes del Palco 26 también han querido poner su granito de arena, diseñando unas camisetas especiales con el lema ‘Desde pequeñito yo te vengo a ver’ y una imagen del estadio de Las Gaunas: «Ha sido una propuesta que ha calado bastante entre la afición. Lo hemos promocionado bastante por redes sociales (Twitter, Instagram…). A día de hoy llevamos vendidas más de 100 y va a más. Vamos a hacer el encargo para que estén el lunes en la tienda».

Su precio es de 15 euros en categoría adulta y de 12 para los niños. Si desean adquirirlas, pueden escribir un MD a las siguientes cuentas: @agonzaudl o @PabloCruz7. El plazo máximo para solicitarlas es el 12 de julio y se podrán recoger los próximos 15 y 16 de julio (jueves y viernes) en el Bar Ícaro, situado en Cascajos (C/ Piquete 7).

Colorido blanquirrojo

Por otro lado, la ‘Peña 1987’ ha puesto a la venta una serie de bufandas conmemorativas del campeonato 2019/20. David Baeza es miembro ilustre de esta agrupación: «Tenemos más de cien reservadas, solicitamos el máximo (200) y tenemos unas cien reservadas». En este caso, los aficionados que lo deseen podrán recoger esta indumentaria en el ‘Bar Donde Fede’ (C/ Capitán Gallarza 11).

Baeza cuenta con ilusión como la demanda ha desbordado su idea inicial: «Queríamos coger para gente de la peña para tener un recuerdo en esta temporada que está siendo tan buena y rara. Somos 35 personas, nos daba igual coger un pedido más grande o más pequeño». Si las previsiones se cumplen, dos centenares de blanquirrojos vivirán el duelo ataviados con los colores del equipo de sus amores.

Siempre que el coronavirus no termine por aguar la fiesta, la afición podrá juntarse en los bares y establecimientos para disfrutar el encuentro. Y en caso de ascenso, celebrar todo lo que se pueda, siempre teniendo en cuenta las normas de seguridad. Ni siquiera una pandemia mundial puede estropear el objetivo de un equipo que se sitúa a un solo paso del fútbol profesional.

Subir