Deportes

Mucha tela que cortar para aupar a la UD Logroñés a Segunda División

En el número 30 de la Calle Portales se encuentra uno de los negocios más emblemáticos de la ciudad de Logroño: es La Roja, tienda de textiles con más de un siglo de vida. Su fachada es todo un distintivo y sus cortinas, cojines y mantas han decorado las casas generación tras generación de nuestras familias.

Ahora, cuando el fútbol logroñés vive un momento histórico, la tienda ha vendido todo un rollo de metraje, nada menos que 50 metros, con los colores del equipo para colgar en los balcones. El próximo 18 de julio, desde La Rosaleda, los blanquirrojos podrán sentir el apoyo de sus paisanos en el playoff de ascenso a Segunda División B contra el CD Castellón.

«Hemos encargado ya otros cincuenta metros», anuncian tres dependientas: Nuria Monterrubio, Carmen García y Tatiana Gómez mientras ordenan pesados rollos de tela en el interior de la tienda. «Hemos tenido esta tela de toda la vida, ahora se vende mucho, al igual que se hizo el año pasado, en el playoff de ascenso».

Aparte de la bandera de la UD Logroñés, las dependientas aseguran que otra de las telas que más están vendiendo son los colores de La Rioja. «Y cuando juega la Selección también la de España, según vaya la fiesta», explica Nuria Monterrubio.

El año pasado los rojiblancos derrotaron, en primer lugar al Badajoz, pero perdieron la batalla en la escalada al fútbol profesional contra el Hércules,. Este año volverá a probar suerte con un primer rival: el CD Castellón. ‘Querer es poder’.

Subir