Salud

La Atención Primaria riojana, «dolida» con las protestas de Urgencias

Los médicos de Atención Primaria en La Rioja han emitido este marte un comunicado en el que respaldan a sus compañeros de Urgencias en las movilizaciones de este inicio de semana. En cambio, el colectivo asegura que «nos ha dolido y enfadado que arremetan contra nuestro trabajo», algo que «solo evidencia el desconocimiento que se tiene de lo que hacemos y además se transmite de forma errónea a la población».

A través de un comunicado, los facultativos explican que «los cambios que la pandemia ha forzado en la asistencia sanitaria a todos los niveles nos ha hecho adaptarnos a todos a situaciones nuevas y desconocidas». «En Urgencias se produjo un descenso de la actividad habitual que permitió dirigir todos los esfuerzos a los pacientes COVID-19. Además se procedió al oportuno refuerzo de las plantillas. Ahora, con la recuperación de la actividad genérica, al desaparecer las restricciones y cesar el refuerzo del servicio, reaparecen los problemas. Y todos apoyamos a nuestros compañeros en la reclamación de soluciones específicas», señalan.

En su escrito, los médicos señalan que «el cambio en muchos protocolos va a generar dificultades que la Administración no puede directamente hacer caer sobre un menguante número de profesionales». «No pueden asumirse nuevas funcionalidades con los mismos o menos profesionales con la misma calidad. Hay que escuchar las propuestas organizativas razonadas de los profesionales y poner soluciones que eviten el colapso del sistema con cada anomalía epidemiológica», añaden.

Los profesinales indican que «la transformación ha alcanzado también a la Atención Primaria, que trata de adaptarse a ese mismo (o mayor) déficit de profesionales y a una forma distinta de trabajar que pretende minimizar el riesgo para los pacientes con una dedicación, si cabe, aún mayor».

Asimismo, apuntan que -según datos del Gobierno autonómico- «la asistencia en Urgencias registra una media diaria de 260 atenciones, lejos de las 330 urgencias diarias que se llegaban a alcanzar previamente a la pandemia; por lo que creemos que el colapso de Urgencias no puede ser achacado a un aumento en el número de consultas, y mucho menos que ese supuesto aumento se deba al trabajo en Atención Primaria».

«Entendemos que la falta de personal y las deficiencias organizativas de Urgencias no se solucionan interfiriendo en el trabajo de Atención Primaria, que está haciendo, igual que todos los niveles, un esfuerzo de adaptación enorme», recalcan los facultativos, que apelan a sus compañeros de Urgencias a «estar unidos en reclamar las mejoras que consideremos necesarias para evitar los errores del pasado».

Subir