CARTA AL DIRECTOR

‘¿Es posible la sostenibilidad en la planificación urbana?’

A la pregunta, diré que sí. Es más, podemos fácilmente observar cómo algunos ayuntamientos vienen trabajando la cuestión de la sostenibilidad y la planificación urbana para que las ciudades sean cada vez más amables y, por cierto, con un éxito y reconocimiento que trasciende de su propia localidad. Ello suele coincidir con Gobiernos no conservadores, lo cual permite a los progresistas abanderar esta delicada materia.

También podemos contemplar estos últimos meses, coincidiendo con la pandemia del COVID-19, cómo algunos ediles se apremian para poner en marcha alternativas cuyo modelo de ciudad pasa por ganar espacio público en favor de las personas, por favorecer la movilidad sostenible y por potenciar el uso de la bicicleta, patinetes y otros artilugios más. A todo esto diría en principio que ¡muy bien!

Así las cosas ¿quién osaría en posicionarse contra una ciudad verde? Me temo que pocos, yo desde luego no, pero pienso que la planificación urbana no puede ser solo realizada por los gestores políticos y los funcionarios de las áreas afectadas. Esto tiene que ser compartido, si no puede no salir bien.

Es el caso de la capital de La Rioja, en el que se ha puesto en marcha un ‘urbanismo táctico’ que, bajo el título de ‘Logroño calles abiertas’, vemos cómo nos van cambiando por decreto el paisaje al que estábamos habituados y que recorríamos unas veces como peatones y otras como conductores de algún vehículo.

El plan, o mejor dicho ‘su plan’ pasa por «repensar la ciudad», apoyándose en la emergencia sanitaria para desarrollar seis programas de intervención. Red peatonal saludable. Red ciclista saludable. Áreas pacificadas. Mejora de entornos. Apoyo al transporte público. Adaptación de regulaciones. Vale, pero que a estas alturas tengamos que recordar que en la labor de un buen político en esto de un ‘planeamiento integrador’ es primordial preparar a las personas a las que va destinado, tiene narices.

Termino, preocupado por lo que leo en las redes sociales y dado que no hay un programa electoral que haya concretado nada. Reclamo la elaboración de algo parecido a una ‘Estrategia Urbana’ donde podamos saber cuáles son sus análisis y retos, donde la participación ciudadana sea nuclear. Por tanto, abran un debate público y acuerden políticamente en un pleno municipal la ciudad del futuro, haciendo saber cuánto dinero cuesta y en qué tiempo la veríamos culminada.

*Puedes enviar tu ‘Carta al director’ a través del correo electrónico o al WhatsApp 602262881.

Subir