La Rioja

Garrido hace un balance «más que positivo» de su primer año en la Alcaldía

La alcaldesa de Calahorra, Elisa Garrido, y su segundo de a bordo, Esteban Martínez, hacían este martes un balance de su primer año al frente del Ayuntamiento, con un análisis pormenorizado de las cosas que se han conseguido y las que ya están en marcha o a punto de comenzar.

«No ha sido un año ordinario después de lo que hemos vivido estos tres últimos meses, pero llegamos al Ayuntamiento con un proyecto de futuro que significaba la modernización de la ciudad y la puesta en marcha de políticas del siglo XXI que, por desgracia, no existían y creo que hemos puesto las bases para conseguirlo», decía la alcaldesa antes de detallar el listado de ‘haberes’ de su año de gobierno.

Los primeros pasos para que el Centro Integrado de Formación Profesional sea una realidad en los terrenos de envases Moreno, la próxima oficina del DNI o el derribo del Cuartel de la Guardia Civil, que se espera para este verano («inminente», dijo concretamente la alcaldesa) y que «llevará consigo la modernización de las calles Bebricio y Gallarza», fueron los primeros ejemplos, pero hubo muchos más.

«El polígono de SEPES sigue avanzando en las obras para su acceso y hemos empezado a ejecutar la EDUSI que estaba con una ejecución de un 0 por ciento cuando llegamos, además de derribos en el casco antiguo (320.000 euros, detallaría después Martínez), o la reurbanización de la calle Arrabal va a comenzar en breve», explicó dentro de las próximas medidas enmarcadas en el proyecto europeo.

Otro de los proyectos en los que ya se ha empezado a trabajar es en la estación intermodal. «Creo que en muy poco tiempo se podrán ir perfilando ya los proyectos», ha dicho Garrido, adelantando que se está trabajando en la futura construcción de viviendas en la zona sur del casco antiguo de la ciudad.

Actividades medioambientales, proyectos educativos de sostenibilidad, la celebración de Holika que la pandemia ha trasladado a 2021 o la colaboración estrecha con las asociaciones para impulsar la actividad cultural de la ciudad, han sido otras de las actuaciones que ha decidido destacar Garrido en su resumen del año.

Esteban Martínez era esta vez el de los números y se encargada de detallar cada actuación y explicar incluso las que están a punto de llevarse a cabo. A las ya mencionadas por la alcaldesa, el portavoz añadía: el centro de acogida temporal para animales que estará en breve activo o el espacio de autocaravanas que correrá la misma suerte y que, a pesar de estar terminado hace casi un año, aún no se ha puesto en funcionamiento.

Entre lo que sí se puede ver y tocar por el ciudadano ha incluido la iluminación de la zona de esparcimiento canino o la de la plaza de La Verdura, «una iluminación no contemplada en la obra del Partido Popular cuando se les hundió la plaza», decía.

Por otro lado, han anunciado que las obras del muro de San Francisco están a punto de comenzar (lo harán antes de que termine este mes) y que se ha llegado a un acuerdo con la Diócesis para intervenir y mejorar la trasera de San Andrés.

En una de sus áreas, la de Cultura, ha detallado que cabe destacar la redacción de un Plan Director de Patrimonio de la ciudad en el que ya se esta trabajando o la declaración de Bien de Interés Cultural el Albergue Juvenil, así como la continuidad de la digitalización del fondo Bella, que «estaba parado».

Las políticas de igualdad también han sido importantes para este equipo de gobierno en su primer año. «Dotar a la policía municipal de un sistema para controlar las agresiones o crear el primer plan de igualdad de la ciudad se han sumado a muchas actividades relacionadas con este tema», ha explicado.

La pandemia ha hecho que el año se haya quedado con un trimestre menos, pero según el equipo de Gobierno, «el balance es más que positivo teniendo en cuenta que muchos de los proyectos son a futuro y no se podrán ver materializados en un tiempo».

Subir