Educación

La manifestación de la escuela concertada llena el aparcamiento de Alcampo

La Plataforma por la Libertad de Enseñanza en La Rioja hizo un llamamiento a todas las familias, docentes y la sociedad riojana en general para movilizarse este domingo en contra de las medidas tomadas por la Consejería de Educación, encabezada por Luis Cacho, y que «perjudican a la concertada».

Desde primera hora de la mañana, cientos de personas -2.000 coches según la Plataforma y 980 según Delegación del Gobierno- han preparado sus vehículos para reunirse puntuales en Alcampo. Punto de encuentro decretado por la organización. Coches y más coches no han parado de llegar dejando ver la bandera de la concertada, principal símbolo de esta movilización.

Antes de la salida, representantes de la plataforma han leído un comunicado en el que expresaban las principales demandas que piden al Gobierno dirigido por Concha Andreu. «Estamos aquí para denunciar que el Gobierno de La Rioja está utilizando la educación de los alumnos riojanos como moneda de cambio para mantenerse en el poder. Insistimos en la petición de cese del consejero de Educación, Luis Cacho, que con su falta de diálogo, manipulaciones y mala gestión al frente de la consejería, ha llevado al descontento y a la confrontación a la sociedad riojana. ¡Con la educación de nuestros hijos no se juega!».

«Estamos aquí para decir a los riojanos que la Plataforma por la Libertad de Enseñanza, seguirá trabajando y luchando por defender los derechos de las familias a elegir la educación que quieren para sus hijos, y los puestos de trabajo que esta consejería quiere eliminar. 
Estamos aquí porque hemos intentado el camino del diálogo y nos hemos encontrado con un muro, no somos escuchados».

Además, han querido aclarar que la Plataforma no tiene color político ni busca una confrontación con la pública. Para terminar, han agradecido el trabajo de todos los trabajadores de los colegios, y sobre todo a los docentes, por su inmenso esfuerzo realizado desde principios de la pandemia en el que «pusieron a funcionar técnica, imaginación, creatividad y generosidad a raudales para que los alumnos riojanos no pierdan el curso». Y, por supuesto, a las familias que con esfuerzo y disponibilidad se han convertido en un apoyo imprescindible para el profesorado».

Subir