Crisis del Coronavirus

La N-232, protagonista de dos accidentes mortales durante el estado de alarma

La N-232 sigue siendo uno de los puntos más negros de La Rioja en cuanto a accidentes y fallecimientos. Durante el pasado año, ocho personas perdieron la vida en esta vía más conocida como ‘carretera de la muerte’.

La última tragedia ha tenido lugar este mismo sábado con la muerte de un motorista que se ha salido de la carretera a la altura de Aldeanueva de Ebro. Desde comienzos de este 2020 ya son catorce accidentes y dos muertes los que se han sucedido en este escenario.

No cabe duda de que la crisis del coronavirus y el consiguiente confinamiento han tenido algo que ver en la disminución de los incidentes en la N-232. Antes de que la pandemia hiciera su aparición, fueron diez los percances sufridos por vehículos en esta carretera. Uno de los más graves el 1 de marzo, cuando un turismo se salió de la vía en el término de Cenicero. Tres personas resultaron heridas, una de ellas muy grave quedando atrapada en el coche. Durante este mismo mes, otros dos accidentes en Calahorra y Alfaro llevaron a tres personas al hospital.

Además, ya durante la cuarentena, el pasado 6 de abril, un hombre de 74 años perdía la vida tras salirse de la carretera y volcar su turismo durante un trayecto que unía Alfaro y Rincón de Soto. Con la mejoría de las cifras y el paso firme fase tras fase, la movilidad ha aumentado, el traslado entre localidades de la misma comunidad se ha permitido y, por lo tanto, el tráfico ha aumentado. Está claro que la N-232 todavía no ha recuperado su fluido ir y venir de antaño, pero los accidentes no dejan de suceder.

El pasado 11 de mayo una mujer tuvo que ser trasladada a la Fundación Hospital de Calahorra después de que su coche se saliera de la vía mientras circulaba por la N-232 cerca de Rincón de Soto. Tres meses que terminan con la trágica pérdida del motorista de Calahorra.

Un asfalto maldito que ha llegado a servir, desgraciadamente, de inspiración: «No tiene peaje (dicen), no cuesta dinero (mienten), porque el precio en vidas no cuenta para ellos». Así rezan los versos de la canción ‘Morirás en la N-232’ del grupo riojano Cuarentena.

Subir