Deportes

No hay trampa ni cable en el Pico del Águila: «Es una valla de toda la vida»

La desescalada ha traído consigo un repunte de la práctica deportiva. Todos conocemos a algún amigo, familiar, compañera de trabajo… que ha desempolvado las zapatillas o la bicicleta en las últimas semanas. No se sabe si saldremos más solidarios y responsables, pero sí más deportivos. Al menos, este verano. Y en este resurgir, el descubrimiento de nuevas rutas, caminos, sendas, circuitos y lugares. Algunos con sus particularidades conocidas por los más veteranos. Es el caso del ‘Pico del Águila’, donde unos ciclistas denunciaban que habían aparecido cables para cortarles el paso.

Varios deportistas han contactado con NueveCuatroUno para aclarar que se trata de unos terrenos particulares, canteras de extracción de material para cerámica y un coto particular de caza. Se trata de una valla que delimita el acceso a los mismos, como marca la legislación, aunque mucha gente la ha abierto para pasar y por eso muestra ese deterioro que se confunde con un cable. «Soy de Lardero y todos conocemos ese vallado desde hace mas de cincuenta años», comenta un cigüeño a este medio.

Un corredor, lo que ahora se llama ‘runner’, también ha contactado con este medio para señalar que se trata del monte donde él entrena. «Esa valla lleva allí toda la vida, ya que delimita el paso a una finca. Es más, son tres alambres que si te fijas están enrollados para no hacernos daño cuando pasamos por allí. Es cierto que no está marcada, pero legalmente quizás los que cometen una ilegalidad somos nosotros al pasar por allí».

Subir