La Rioja

El ‘twerking’ tendrá que esperar: Holika aplaza el festival a 2021

Iba a ser el festival del año en La Rioja. Holika había dejado a un lado su historia navarra para cruzar el Ebro e instalarse en Calahorra. Se presentó por todo lo alto y ya contaba con la presencia de figuras de la talla de Bad Gyal, Rels B, Juan Magan, Chimbala, Ocer y Rade, Ana Mena o Danny Romero. Se habían vendido cientos de entradas (prácticamente el setenta por ciento del aforo) y sobretodo la chavalería estaba emocionada con su llegada a la ciudad.

Este viernes, con la presencia de Antonio León, concejal de festejos, y Mario Cornago, organizador del evento, se ha anunciado que Holika 2020 no se podrá celebrar. Las medidas sanitarias que van a marcar la ‘nueva normalidad’ y la evolución de la pandemia lo hacen imposible.

El festival, que iba a estar dedicado a las leyendas y mitos romanos da una vuelta para que en 2021 sea «el resurgir del Fénix: nacer de las cenizas». Holika se celebrará los días 1, 2 y 3 de julio. El festival contará con la mayoría de los artistas que estaban previstos para este año y además con novedades. «Tenemos un año más para seguir trabajando y seguir trayendo a más gente y que 2021 sea el mejor de los festivales posible», ha dicho Mario.

«Se han trabajado multitud de escenarios: un festival en agosto, en septiembre… pero al final hemos creído que lo mejor era dejarlo para el año que viene porque para nosotros es prioritario la salud de nuestros Holikers, de los artistas y de todos los trabajadores», comentaba Mario Cornago, muy afectado por tener que dar la noticia.

En 2019 el festival en Cortes (Navarra) había superado los 25.000 asistentes y esa cifra quería superarse en esta nueva edición. La realización de eventos masivos no está contemplada en la nueva normalidad. La realidad es que algunos como el Arenal Sound aún no se han pronunciado sobre su suspensión o aplazamiento y que otros ya han pasado la edición de este año al próximo como el Primavera Sound, el Mad Cool o el FIB. Viña Rock es el único que ha aplazado para este mismo año y en principio podría celebrarse en octubre.

¿Qué pasa con las entradas?

Pocos festivales habrán dado más opciones que Holika para todos aquellos que tenían ya su entrada desde hace meses. La primera opción es guardarla para las ediciones de 2021 o 2022 sin tener que realizar ningún tipo de trámite administrativo. Para todos los que se decanten por esta opción habrá unos privilegios valorados en treinta euros como accesos sin colas, regalos y muchas sorpresas.

La entrada se puede cambiar por una del festival que también realiza la empresa: Ribera Sound. En el caso de no querer ir a más festivales, la empresa va a poner a disposición de sus usuarios un servicio de reventa ética en el que poner en contacto a posibles compradores de entradas con vendedores.

Y por último, el festival también da la opción de devolver el dinero pagado. Para todo esto la organización ha creado una página de preguntas frecuentes en la que poder solventar las dudas de todos sus usuarios.

Subir