Crisis del Coronavirus

Las visitas a las residencias, limitadas a una persona y 30 minutos

El Gobierno de La Rioja, a través de la Consejería de Servicios Sociales y a la Ciudadanía, ha elaborado un protocolo para regular las visitas de familiares a residentes en viviendas especializadas y residencias de personas mayores y de personas con discapacidad, permitidas desde este jueves. Hasta la ‘Fase 3’ no será posible acompañar a los usuarios de estos centros en paseos por el exterior de la residencia o centro.

Estas visitas permitirán reanudar el contacto presencial de los usuarios con sus familiares y mejorar así su situación emocional además de facilitar el acompañamiento de las personas residentes en situaciones de crisis personal.

El protocolo redactado por la Dirección General de Dependencia, Discapacidad y Mayores ha sido elaborado teniendo en cuenta las aportaciones de las residencias y de la Dirección General de Salud Pública, Consumo y Cuidados y ya ha sido remitido a las distintas residencias y centros.

Un familiar por residente y treinta minutos como máximo

El documento regula las condiciones que deben cumplir las visitas que quedan suspendidas para los residentes que estén en zona de aislamiento, es decir, los usuarios que hayan dado positivo en una prueba PCR o serológica, o muestren sintomatología COVID-19, no podrán recibir visitas.

En ningún caso podrá haber contacto entre el familiar y el residente, será obligatorio el uso de mascarillas y se deberá guardar la distancia de seguridad de dos metros. En caso de que no se cumplan estas medidas, la visita puede ser suspendida.

Todas las visitas tendrán una duración máxima de treinta minutos con el fin de facilitar el mayor número de las mismas. Además, las residencias serán las encargadas de gestionarlas y, en cualquier caso y como norma general, se podrán realizar visitas en aquellas cuyo número de residentes en aislamiento no supere el 25 por ciento del total.

Asimismo, las visitas podrán realizarse en las zonas ajardinadas patio del interior de la residencia. Para garantizar las medidas de seguridad y evitar la transmisión se podrá colocar una mampara de metacrilato en el caso de que los residentes tengan dificultades para utilizar las mascarillas.

Las visitas deberán ser concertadas previamente con la residencia y su periodicidad también será marcada por cada centro. Una vez finalizada la visita, la residencia realizará las labores de desinfección de la zona oportunas.

Los paseos por el exterior de la residencia para la ‘Fase 3’

Hasta la Fase 3 de Transición a la nueva normalidad, los residentes no podrán realizar paseos por el exterior de la residencia y solo se permitirán cuando en la residencia no haya ningún residente en zona de aislamiento, por sospecha, sintomatología o positivo COVID-19.

El residente deberá llevar mascarilla quirúrgica y deberá evitar tocar superficies del exterior. En el caso de que el residente acuda a una terraza, las superficies con las que esté en contacto el usuario de la residencia deberá ser higienizadas por el personal del establecimiento hotelero.

En estos paseos por el exterior de las residencias, el usuario podrá encontrarse con más familiares. Se recomienda que el número de familiares no sea superior a uno o, en todo caso, un adulto y un menor de 18 años. En estos encuentros en el exterior de las residencias se evitará el contacto físico, se mantendrá la distancia de seguridad de dos metros y será obligatorio el uso de mascarillas.

Una vez finalizado el paseo y el usuario regrese a la residencia se llevarán a cabo la higienización de las suelas de los zapatos y de las sillas de ruedas, andadores, bastones y otros elementos que el usuario requiera para su desplazamiento.

Subir