Crisis del Coronavirus

Los bares disfrutan de su primera jornada de puertas abiertas en la ‘Fase 2’

Raúl, copropietario de The Class Bar & Cocktail

Las puertas al interior de los bares ya están abiertas al público, aunque todavía hay quienes se muestran precavidos a la hora de entrar. «¿Se puede pasar ya?», «¿Podemos pedir dentro o se atiende en la terraza?», «¿La barra sigue cerrada?». Se agolpan las preguntas en este primer día de ‘Fase 2’ en el que los establecimientos riojanos ya puede abrir en su totalidad, tanto dentro como fuera del local. Una medida que se ha notado ya en la afluencia de clientela.

Un respiro para los negocios que llevaban más de dos meses cerrados al público debido a la normativa que imposibilitaba habilitar la terraza. Es el caso de The Class Bar & Cocktail, que cerró sus puertas el pasado 13 de marzo y reabre este lunes «con la misma ilusión». Principalmente, «casi la totalidad de los ingresos provienen del interior, así que solo con las dos mesas que se pueden colocar en la acera no era rentable abrir antes», apunta su copropietario, Raúl.

Aunque la temporada de verano suele ser «la más floja» debido al vacío de las ciudades y la ausencia de una amplia terraza, este año las previsiones son distintas en The Class: «Estamos a la espera de ver qué ocurre con la ‘nueva normalidad’ pero esperamos un verano diferente con otro tipo de clientela y buenas sensaciones». El local logroñés no ha dejado de lado las redes sociales y ya ha comunicado a sus seguidores la reapertura con la esperanza de obtener una buena respuesta por parte de la clientela.

Iris, en el Bar Capote.

Con dos mesas en el exterior se ha mantenido también el Bar Capote, aunque el reencuentro con los clientes se produjo ya durante la ‘Fase 1’. En su caso, la suerte de disponer de una ventanilla para atender al público en los servicios para llevar le ha permitido subir antes la persiana. A primera hora de la mañana, su única trabajadora, Iris, ya ha servido algún café en el interior del local, aunque es sincera y reconoce que prefiere que la gente consuma en el exterior.

«He colocado plantas en la barra y la pizarra en las esquina para evitar que la gente se apoye. Aunque se lo dices, tienen costumbre y la tendencia aquí en España es estar más en la barra que sentado», señala Iris. Su clientela ha variado en cierto modo porque «en este bar de barrio la mayoría era población de avanzada edad que todavía siente miedo a salir a la calle y más aún acudir a su bar de siempre».

Micaela, del Bar Café Europa.

Más suerte tiene el Bar Café Europa gracias a la posibilidad de albergar varias mesas en la terraza junto al parque de Santa Juliana. Estos locales han sido los grandes favorecidos durante la ‘Fase 1’ y los que antes han podido comenzar a retomar su actividad económica. Su propietaria, Micaela, asegura que a pesar de la normativa que ya habilita el servicio en el interior de los bares, «la gente sigue prefiriendo la terraza».

Eso sí, incide en la importancia de ser consciente de las circunstancias y de la limitación del aforo todavía vigente que impide trabajar al cien por cien: «No es muy responsable que una persona permanezca en una mesa de cuatro durante horas para solo consumir una sola vez. Le tuve que llamar la atención a una señora y ella me contestó que ese no era su problema, pero afortunadamente son casos aislados y, en términos generales, la gente actúa con generosidad y respeto».

Subir