Educación

Los estudiantes de la UR piden «más seguridad» en el tratamiento de sus datos

El Consejo de Estudiantes ha asegurado este domingo que varios alumnos de la Universidad de La Rioja les han trasladado su malestar por el uso de sistemas de ‘Proctoring’, utilizados para monitorizar la evaluación de los estudiantes durante las clases telemáticas propiciadas por la crisis del coronavirus.

Este organismo señala que ya advirtió al órgano superior de Gobierno de la universidad sobre la necesidad de «dotar de cierta solidez a puntos vitales como la aplicación de un sistema de evaluación continua práctico y real, que permitiera llevar un mayor control a los docentes sobre la implicación de los estudiantes en sus correspondientes materias al tiempo que suponía una descarga considerable respecto de la prueba de evaluación final».

Asimismo, rogó al Rectorado que emitiera «una absoluta negativa al uso de sistemas de ‘Proctoring’ que supusieran alteraciones considerables en la forma de evaluar a los estudiantes vía software intrusivo o bien prácticas invasivas para la esfera privada de sus representados».

A pesar de recibir «respuestas de alivio», el Consejo denuncia que «con fecha de 17 de mayo, y apenas una semana antes del comienzo de las pruebas de evaluación finales, la realidad ha resultado algo más agridulce de lo esperado». El órgano estudiantil explica que el Vicerrectorado de Estudiantes emitió una circular en la que se indicaba que «será posible la supervisión de los exámenes y su grabación a través de cámaras (…) sin que el estudiantado pueda oponerse a la utilización de estos procedimientos».

El Consejo asegura que varios estudiantes han denunciado su descontento con esta situación y que mantiene la exigencia de «respuestas y alternativas para los estudiantes, una mayor seguridad acerca del tratamiento de sus datos personales y digitales así como una mayor salvaguarda de sus derechos reconocidos en el Estatuto del Estudiante Universitario».

Subir