Crisis del Coronavirus

La Rioja retira de urgencia un lote de mascarillas que recibió del Ministerio

El Ministerio de Sanidad ha ordenado este viernes la retirada de un lote de mascarillas defectuosas que había repartido a La Rioja, entre otras comunidades. El departamento que dirige Salvador Illa ha realizado esta comunicación después de determinar que no «cumplen» los criterios para proteger a los profesionales sanitarios de la posible penetración del COVID-19.

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) había denunciado a primera hora del día el reparto que se había realizado entre el personal sanitario, indicando que ciertas mascarillas del tipo FFP2 no disponían de la debida protección frente al virus, «por lo que este personal ha estado gravemente expuesto a un más que probable contagio».

El portavoz del Gobierno, Chus del Río, ha afirmado no tener constancia de que se hayan usado, precisando que el Servicio Riojano de Salud (SERIS) ha dado la orden de la retirada inmediata de este material ubicado en el almacén del Hospital San Pedro. Ese tipo de mascarillas, de alta calidad, debe tener un nivel de penetración de «material filtrante» menor al seis por ciento, y en las pruebas realizadas el porcentaje superó el dieciocho, el veintisiete y el veintinueve en las muestras analizadas por el Ministerio de Trabajo, según informa El Mundo.

Se trata de unas mascarillas modelo N95 ‘Garry Galaxy’, en envase verde, que «no cumplen con ninguna clasificación indicada en la norma UNE-EN-149:2001+A1:2010», según detalla un informe emitido por el Ministerio de Trabajo y Economía Social. Estas mascarillas no son aptas para la protección frente a un posible contagio por COVID-19, según se desprende de sendos informes emitidos por el Ministerio de Trabajo y Economía Social y el Gobierno de Aragón.

Las mascarillas han sido empleadas durante varios días por el personal sanitario del Servicio Riojano de Salud (Seris) y por los trabajadores en centros asistenciales de Servicios Sociales, residencias de mayores… «Todos ellos gravemente expuestos a un posible contagio por coronavirus al haber estado muy cerca de los pacientes con la enfermedad y creyendo que estas mascarillas les protegían», indicaban desde CSIF.

El sindicato ha pedido que se proceda de inmediato a realizar los test diagnóstico por PCR a todo el personal que las haya utilizado, así como a las personas que hayan estado en contacto directo con estos profesionales, para conocer en qué situación se encuentran realmente.

La Federación de Empleadas y Empleados de los Servicios Públicos de UGT de La Rioja ha señalado también que tiene constancia de que durante al menos diez días se han estado repartiendo y utilizando en el SERIS las mascarillas. UGT ha instado al Gobierno a que ejerza más control sobre el material de protección que reparte a los trabajadores e informe de manera inmediata y veraz a todas las personas que hayan podido verse afectadas en el uso de estas mascarillas.

El Sindicato STAR se ha sumado a la ola de denuncias laborales, indicando que esta tarde no se había retirado la totalidad de ese material y que, además de seguir en
poder de los profesionales para su uso, ha sido entregado y utilizado desde hace un par de semanas tanto a trabajadores del Hospital San Pedro y de La Rioja, como en la Atención Primaria.

STAR considera que se deben sustituir por otra material que reúna los los requisitos de homologación tanto de la Unión Europea como del propio Ministerio de Sanidad, y advertir e informar a los trabajadores que las han utilizado de los riesgos a los que han estado sometidos dependiendo del puesto de trabajo y pacientes a los que han atendido.

«Por otra parte, emplazamos al Gobierno de La Rioja para que en las informaciones que facilite tanto a la ciudadanía como las informaciones que se emitan internamente a los profesionales del Servicio Riojano de Salud y en los Servicios Sociales, trate la información relacionada con la protección de la salud como una información que debe aportar claridad y transparencia», han concluido.

Subir