Crisis del Coronavirus

Arte en días de cuarentena: los Retos del Rincón del Arte entretienen a pequeños y mayores

Ya lo decía Albert Einstein, y no le faltaba razón: «En tiempos de crisis la imaginación es más efectiva que el intelecto». Las últimas semanas no están siendo fáciles para nadie, pero siempre hay algún valiente que saca fuerzas para hacer más llevadero este tiempo de cuarentena.

Es el caso de Magdalena Jadraque, ilustradora, diseñadora gráfica y diseñadora de productos que, una vez acabados sus estudios, decidió quedarse a vivir en su localidad natal: Baños de Río Tobía. «Decidí inventarme mi vida y mi universo y creé ‘El Rincón del Arte’, un espacio en el que se hacen cursos continuados durante todo el año para niños y adultos».

En estos talleres, Magdalena trabaja con sus alumnos todo lo relacionado con el mundo del arte, desde la pintura, el dibujo, la escultura o manualidades hasta las instalaciones artísticas en el exterior. «Empecé hace ya ocho años con siete niños de Baños y hoy ya somos más de sesenta, también de otros municipios», explica.

La crisis agudiza el ingenio

Cuando el coronavirus empezó, desgraciadamente, a formar parte de nuestras vidas, Magdalena cerró su taller: «Sabía que la que perdía era yo, pero lo más importante era el bienestar de los niños».

La diseñadora pasaba las mañanas haciendo diferentes manualidades con su hija de 4 años y pensó: «Si yo entretengo a mi peque prácticamente toda la mañana, lo mismo pueden hacer otros papás». Y así empezaron ‘Los retos del Rincón del Arte.

A través de las nuevas tecnologías, y poniendo en práctica técnicas como el dibujo sencillo, las simetrías, los estilos pictóricos como el puntillismo o la escultura con material reciclado, Magdalena manda todos los días a las 15 horas un reto a sus alumnos y para las 15 horas del día siguiente los pequeños (y los que no lo son tanto) tienen que enviarles su trabajo de vuelta.

«Un día, por ejemplo les mando hacer unas marionetas y luego me tienen que mandar un vídeo utilizándolas y contando una historia con sus papás. Además, creamos una casita de adviento pero, en vez de hacer la cuenta atrás para la Navidad, la hacemos con los días que nos quedan para salir a la calle. La idea fundamental es llevar a cabo una actividad que a ellos les enseñe más allá del arte», señala.

Y como todo buen trabajo, hay una muy buena recompensa. «Yo cada día les mando las puntuaciones, y cuando acabe todo esto, los que más puntos sumen tendrán varios premios, con los que va a colaborar también el Ayuntamiento de Baños».

Magdalena anima a todo aquel que quiera adentrarse en el mundo del arte en estos tiempos difíciles: «Esta iniciativa es para todos, padres, hijos, abuelos… El nivel de trabajo lo pone cada persona». Para sumarse a los retos diarios, los interesados pueden participar en la página de Facebook de la iniciativa o contactar con Magdalena a través del correo [email protected]

Subir