Crisis del Coronavirus

Día 13: La única cifra que me importa

Diario de un profe ‘en cuarentena’

«En educación más importante que ganar tiempo es, precisamente, perderlo», Jean-Jacques Rousseau

Han pasado trece días desde que salimos de las aulas, nueve de ellos lectivos, ocho en Estado de Alarma. Quedan aún… ¡¿chi lo sa?! Me pierdo en las cifras, pues sólo una me importa: que todos mis alumnos estén bien.

Cada día, antes de empezar la clase, en cuanto me enchufo los cascos y el micro para hablarles de fechas, batallas, revoluciones, e ilustres personajes, lo único que me importa es saber que están ahí, aunque no les vea la cara. Que siguen dando la batalla. Que no hay novedad. Que siguen bien. Ellos y los suyos.

Hoy he vuelto a hablar por teléfono con cada una de las casas: y les aseguro, queridos lectores, que es el tiempo mejor invertido de toda la semana. Como decía un maestro de servidor, a los alumnos “no basta con amarles, tienen que sentirse amados”.

Pero hoy es al revés, en esa labor de tutorización -lo más personalizada, que nos pide la Consejería-, no puedo sino dar las gracias a madres, padres y alumnos por ese cariño que nos transmiten a los docentes en cada llamada, en cada correo, en cada conferencia. Y ante ese sentimiento tan grande, me siento muy pequeño. Y muy contento.

Día anterior

Día 10: ‘De deberes y deber’.

Si aún no recibes 'El Tempranillo' cada mañana, puedes apuntarte aquí

TAMBIÉN TE ENVIAMOS NOTICIAS IMPORTANTES POR WHATSAPP. DATE DE ALTA AHORA DESDE AQUÍ
Subir