Crisis del Coronavirus

Diez mil trabajadores riojanos se han visto ya afectados por un ERTE

Los daños colaterales de la alerta sanitaria por el coronavirus tienen su principal consecuencia en el ámbito laboral. La obligatoriedad de cerrar establecimientos al público y la evidente caída de ingresos ha obligado a cientos de empresas a acogerse a Expedientes de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) para garantizar su vibilidad en la región.

Tal es la magnitud de la crisis, que cada día se tramitan en La Rioja más de trescientos ERTE, a tenor de los datos facilitados por el Gobierno autonómico, que está tramitando estas operaciones a través de la Dirección General de Diálogo Social y Relaciones Laborales.

Muy lejos quedan ya los 328 ERTE solicitados hace apenas tres días en la región, que pasaron a ser 715 a lo largo de la jornada del viernes y se han elevado hasta los 1.007 expedientes en el último balance oficial del Gobierno, que calcula que en torno a diez mil empleados se han visto ya afectados por esta fórmula de suspensión temporal de las funciones.

El director general de Diálogo Social y Relaciones Laborales, Ignacio Arreche, detallaba el pasado jueves que estos trabajadores no pueden considerarse como nuevos «parados», ya que la mayoría de ERTE presentados tienen una duración media de quince días, aunque se pueden prolongar si se prorroga el Estado de Alarma.

Subir