N-232

Iba drogado: detenido por provocar un accidente mortal en Ausejo

La Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil ha detenido en La Rioja a una persona como presunta autora de un delito de homicidio por imprudencia grave, por conducir vehículo a motor bajo los efectos de las drogas y haber causado un accidente de tráfico, en el que falleció en el acto un varón de 32 años. El implicado en estos hechos es un varón de 39 años, de nacionalidad española y vecino de Navarra.

Sobre las 05:35 horas del pasado 17 de diciembre de 2019, a la altura del kilómetro 375 de la carretera nacional N-232, en el término municipal de Ausejo, se produjo un accidente de circulación consistente en la colisión por embestida oblicua anterior de un turismo Audi A-4, contra el también turismo Opel Corsa que impacta contra la barrera lateral semirrígida, saliéndose de la vía por su margen derecho mediante vuelcos en tonel, resultando como consecuencia del mismo su conductor, un joven de 32 años, fallecido en el acto.

Al lugar del siniestro se trasladaron agentes del Equipo de Atestados de la Guardia Civil en La Rioja, para llevar a cabo la confección del correspondiente informe técnico mediante un minucioso estudio del lugar del suceso, de los vehículos implicados y de todas las circunstancias que pudieron llevar a tan fatal desenlace.

Conforme al procedimiento establecido, al conductor del turismo Audi A4 y presunto causante del siniestro por invasión del carril contrario, le fue obtenida una muestra de fluido oral (prueba de drogas en el organismo) que fue remitida al laboratorio acreditado por la Dirección General de Tráfico, para contrastar el resultado indiciario provisional positivo.

Citado laboratorio ha confirmado la presencia de drogas en el organismo de esta persona el día del accidente (Positivo en anfetamina), por lo que siguiendo instrucciones impartidas por la Fiscalía de Seguridad Vial, se procedió a su detención, toma de declaración y puesta a disposición de la Autoridad Judicial, como presunta autora de un delito de homicidio imprudente.

La Ley establece de manera clara, precisa y de forma inteligible «que conducir con presencia de drogas en el organismo está prohibido».

El conductor de un vehículo está obligado a someterse a las pruebas para la detección de alcohol o de la presencia de drogas en el organismo, que se practicarán por los agentes de la autoridad encargados de la vigilancia del tráfico en el ejercicio de las funciones que tienen encomendadas. Igualmente quedan obligados los demás usuarios de la vía cuando se hallen implicados en un accidente de tráfico o hayan cometido una infracción.

Subir