La Ribera

La joven pareja que gobierna en Alcanadre y Murieta: Pablo y Yurema

Cuando hace algo más de siete años comenzaron a salir juntos, ninguno de los dos sabía que años después seguirían tan unidos. Es difícil en estos tiempos saber cuánto puede durar una pareja. Pero lo que no sospecharon entonces Yurema y Pablo era que, además, los dos serían alcaldes de sus respectivos municipios. El Ebro separa a esta joven pareja y la política les une. Pablo Aranda es desde hace seis años alcalde de Alcanadre y Yurema Lana lo es, desde hace unos días, de Murieta (Navarra).

Pablo lo tuvo fácil en las elecciones de mayo. Nadie más se presentó para competir con él por la Alcaldía de Alcanadre. Todos los concejales que conforman el ayuntamiento son de su equipo, aunque es algo que no ha conseguido bajar el trabajo de esta formación política.

Los jóvenes decidieron dar un paso adelante hace ahora casi cinco años tras décadas de gobierno del Partido Popular. Sin siglas nacionales, desde una agrupación municipal, ganaron las elecciones de 2015 y ahí siguen trabajando por el municipio con Pablo Aranda como cabeza visible.

Yurema ni siquiera se había planteado ser alcaldesa en las elecciones de mayo. Murieta no presentó ninguna candidatura para la primera convocatoria de elecciones municipales en el mes de mayo de 2019, y tampoco para la segunda que tuvo lugar seis meses después en noviembre.

Abocados a que el Gobierno de Navarra tuviera que elegir una comisión gestora entre los vecinos del pueblo y el riesgo que eso podía conllevar, el Ayuntamiento de la localidad en funciones, presidido por Ana Muñoz Castellanos, decidió convocar una consulta popular.

El objetivo era que los propios vecinos fuesen quienes eligieran a sus siete concejales. El 10 de noviembre tuvo lugar la consulta y las siete personas más votadas aceptaron formar parte de la comisión. Tras un montón de trámites, boletines oficiales y tiempos muertos, Yurema Lana fue proclamada alcaldesa la semana pasada.

«Consejos… los que quiera, no creo que los necesite», comenta Pablo Aranda, quien reconoce que esta situación les restará aún más tiempo de estar juntos. Yurema casi aún no es consciente del cargo que ocupa ya: «Creo que estamos en un buen equipo y que vamos a remar en la misma dirección», añade, mientras los dos disfrutan de las fiestas de Alcanadre. Tiempo hay para todo.

Click para comentar

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Subir