La Rioja

El aceite riojano… mejor con jamón en Calahorra

La desangelada mañana de domingo no ha sido obstáculo para que la fiesta del aceite calagurritano haya sido todo un éxito. Las instalaciones de la cooperativa Santos Mártires han vuelto a llenarse para ofrecer unas 2.000 pringadas; ese sencillo pero delicioso manjar en el que el pan tostado, el aceite y… cualquier otro complemento secundario se convierten en uno de los mejores bocados que se pueden probar un frío día de invierno.

Y es que en algunos lugares el pan y el aceite se unen al ajo, en otros a la sal, en otros al azúcar y en Calahorra… al jamón. Allí estaban dándole al cuchillo desde Sampedrano para complementar las ricas pringadas.

La fiesta comenzó el sábado con algunas actividades como un taller para los más pequeños en el museo de la verdura o visitas guiadas a la ciudad. Dentro del programa también se incluyó el último fin de semana de la Muestra de teatro aficionado, pero el aceite ha cogido el protagonismo a lo largo de la mañana.

Música en directo, una mesa llena de tostadas y aceiteras para que cada uno se sirviese y un recorrido por las instalaciones del trujal que se inauguró en 1998 tras un cambio integral de la cooperativa por hacer las cosas de una manera diferente.

El Consejo Regulador de la DOP ‘Aceite de La Rioja’ ha ofrecido dos catas para mostrar los secretos de los diferentes aceites, de las diferentes variedades y demostrar las grandes propuestas y la calidad del aceite riojano.

Un domingo que ha servido también para hablar de la campaña que acaba de finalizar. Una campaña un poco mejor que la del año pasado para la cooperativa calagurritana. «Hemos recogido unos 248.000 kilos de aceituna durante esta campaña con unos rendimientos algo mejores», comentaba Basilio Espinosa.

Comentarios
Subir