Deportes

Ilusión y filas en Las Gaunas: «¡El Valencia es fuerte, pero el Logroñés puede!»

Está siendo un año diferente en la UD Logroñés. Los resultados acompañan, el equipo está líder y jugará frente al Valencia en la Copa del Rey (miércoles 22, 21:00). Los chés no son los preferidos por la afición, pero su condición de campeones coperos no se la puede quitar nadie. Minutos antes de que se abrieran las taquillas este jueves, ya había una buena fila para comprar entradas. Ismael Arig, un joven riojano, ha sido el primero en adquirir un pase: «El año que viene me haré socio, ¡el Valencia es fuerte, pero el Logroñés puede!».

Luis Ángel Aguado es socio incondicional: «He venido a todos los partidos desde que se fundó el club. Espero que el equipo dé la talla». Salió decepcionado del pasado encuentro ante el Alavés B, pero es optimista: «Todos los partidos no se van a ganar, esperamos el ascenso». Daniel Bugallo es un habitual de la grada de animación: «Esperemos que sea bonito y que haya un gran ambiente. Animaremos».

Una ilusión que también transmite Rafael, otro abonado: «El equipo tiene unas sensaciones magníficas, creo que está haciendo una buena campaña y que tiene jugadores de calidad. El Valencia trae un fútbol que no solemos ver en Las Gaunas. Hay que reconocer que la diferencia de categorías puede influir, pero sí es interesante para la ciudad, para el equipo y para intentar que la gente se acerque más al club».

Y en el otro lado, gente como Alberto Cerrato, que va a Las Gaunas por primera vez: «No tengo ni idea de lo que me puede esperar. Me han hablado bien y mal, ya veremos a ver lo que depara esta Copa a partido único. Vengo con los niños y la familia, luego nos juntaremos con amigos que estarán en otra parte del campo para tomar unas cervezas y disfrutar. Ellos son socios, nos han animado para que vengamos y animemos lo que podamos al equipo».

Tampoco han faltado las familias, por ejemplo Andrei y su madre Catalina: «No es que no nos guste el equipo, pero Andrei juega en la EDF y entonces estamos con ellos de momento. Hay mucha gente que va con el equipo de la ciudad y está muy bien, están muy contentos. Se animará mucha gente, socia o no socia». Minerva ha acudido con sus hijos Daniel y Lucas. Daniel juega en el Berceo y va esporádicamente al campo: «Veo bastante bien al equipo».

La afición ché, presente en Logroño

Un equipo como el Valencia tiene aficionados por todas partes del país. Una de ellas es Rosa Ibáñez, navarra de nacimiento y con tres años de residencia en La Rioja: «Me he animado a venir a ver al Valencia, he vivido mucho tiempo en Valencia y ahora estoy aquí en Logroño, nunca me iba a imaginar un partido así en Las Gaunas». Hace nueve años, ya hubo un UD Logroñés – Valencia de Copa, aunque a doble partido: «No pude venir, pero veremos qué pasa esta vez. Una peña ha organizado un viaje y vendrá bastante gente de allí».

Adrián ha querido dar una sorpresa a su pareja Elsa, aficionada valencianista: «Mi mujer es del Valencia y le quería traer para darle una sorpresilla». Ella sonríe y espera el encuentro: «Soy aficionada por mi padre, no pudimos venir en 2010 y así nos quitamos esa espinita». Ambos residen ahora en Haro, aunque él es de Miranda de Ebro. La pareja recorrerá cincuenta kilómetros de distancia para vivir el partido y compartir su pasión.

Comentarios
Subir