La Rioja

Las raíces riojanas de la nueva ministra de Asuntos Exteriores

FOTO: Casa Real

Con mayores o menores simpatías (van por barrios), lo cierto es que el método utilizado para revelar la nueva estructura del Gobierno cuenta con escasos precedentes. Y en ese goteo constante de nombres hasta que los ministros han prometido su cargo este lunes, en un pequeño pueblo riojano saltó la bomba informativa el pasado viernes.

«¿Has visto quién es la de Exteriores? ¡Pero si es Arancha!». «¡Anda, si ya decía yo que me sonaba su cara!». Esta cadena de reacciones se repitió en cada hogar de Munilla, una localidad donde apenas viven 115 vecinos censados, pero que conoce muy bien Arancha González Laya. No en vano, la nueva ministra encuentra su ascendencia en este municipio de la comarca de Arnedo, donde nacieron sus abuelos y su madre, que emigró cuando tenía 12 años a Tafalla y, posteriormente, a Tolosa, donde se crío la responsable de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación.

«Siempre que puede se escapa a ver a sus tíos y su última visita fue estas pasadas navidades, cuando imagino que ya sabía que iba a ser ministra aunque no se lo dijo a nadie», señala a NueveCuatroUno Montse, una amiga de la infancia con quien comparte, además, lazos parentales: «Una hermana de su madre y un hermano de mi padre están casados».

Arancha González Laya saluda al Rey tras prometer su cargo. | FOTO: Casa Real.

Cuando ambas eran pequeñas, en aquellos veranos de Munilla, Montse y Arancha González Laya siempre estaban juntas, ya que se llevan sólo un año de diferencia. Y aunque eran solo unas niñas, la ministra ya presentaba rasgos que auguraban su meteórica trayectoria: «Toda la vida ha destacado por ser una persona muy trabajadora. Siempre fue una alumna de diez; muy inteligente pero, sobre todo, trabajadora y con una personalidad muy apaciguadora, cabal y racional».

A pesar de la lógica sorpresa por su nombramiento, Montse matiza que «cualquier otro de los cargos que ha desempeñado (desde 2013 era directora del International Trade Center, organismo con sede en Ginebra impulsado por la ONU y la Organización Mundial del Comercio) es casi más importante que el de ministra, aunque ahora tenga mayor prestigio».

Así las cosas, y teniendo en cuenta que Alberto Garzón se crió en Cenicero, el primer Ejecutivo de coalición de la democracia cuenta con un gabinete más ‘a la riojana’ que nunca, en el que dos ministros daban de ‘chiguitos’ sus primeros pasos en nuestra región.

Comentarios
Subir