Deportes

El Haro roza el milagro ante Osasuna, pero el ‘Chimy’ le despierta de golpe

El Haro pone contra las cuerdas a Osasuna, que logra el pase en la Copa sobre la bocina

FOTO: Edu del Campo.

El Haro Deportivo ha caído ante Osasuna (1-2) y queda apeado de la Copa del Rey. Los riojanos se han adelantado por medio de Mikel Bueno en el tramo final, pero los de Pamplona han sabido reaccionar y llevarse el gato al agua con tantos de Nacho Vidal y ‘Chimy Ávila’ en el descuento. Un futbolista superlativo que ha frustrado la ilusión de casi 4.000 aficionados jarreros y desatado la fiesta en los mil seguidores visitantes. Un día histórico con lleno total en El Mazo y soberbio espectáculo. Triste desenlace, pero orgullo total de un pueblo y un recién ascendido a Segunda B.

Los pupilos de Aitor Calle han conseguido todo un hito: competir de tú a tú ante todo un Primera División. Intensidad a raudales, un sistema defensivo férreo y envíos largos al espacio. Tiene mérito hacerlo ante un conjunto eléctrico como el de Jagoba Arrasate. Aun con jugadores no habituales, los navarros han salido a por todas. Con la posesión como argumento, han conseguido desbaratar el impulso inicial de los locales. Nacho Vidal ha penetrado por banda diestra y su centro ha terminado en un remate anulado de Juan Villar a la red. Mano previa del onubense.

Los riojanos han planteado el encuentro de forma inteligente, regulando muy bien sus esfuerzo. Osasuna ha acumulado algunas ocasiones, con sendos disparos a puerta de Marc Cardona y Rober Ibáñez. A partir de los veinte minutos, los jarreros han adelantado líneas. Arana ha comenzado a activarse y en una de éstas, se la ha puesto a Joseba García, que ha enviado su testarazo arriba. El de Labastida ha comenzado a moverse cerca del área, sin demasiado acierto en el último pase. «Haro, Haro», gritaba el público, entusiasmado por la actitud de su equipo. No era para menos.

FOTO: Edu del Campo.

A punto ha estado Fran Mérida de romper el electrónico, tras un disparo al larguero de falta directa. La acción más bella del encuentro. Poco a poco, Osasuna conseguía imponerse a nivel físico. Más pertrechado atrás, el Haro no ha renunciado al ataque. Iván Arana por Ibrahima Dieng. Y otra vez a la carga: «Sí se puede, sí se puede». ¡Y vaya que sí se podía! La peina Óscar Loza y Mikel Bueno la empuja sobre la línea para poner en ebullición El Mazo. Y la reacción de Arrasate ha sido inmediata: Adrián y el ‘Chimy’ Ávila al campo. La cosa se ponía ya muy seria.

Se suele decir que la alegría dura poco en la casa del pobre. Delirio efímero, porque Nacho Vidal ha hecho el 1-1 con un disparo desde la frontal, tras un mal despeje de Fermín Sobrón. El jarro de agua fría ha sido terrible, pero quedaba lo peor. Balón largo hacia el ‘Chimy’ y el argentino ha batido por bajo a Fermín Sobrón. Triste epílogo para una página muy destacada de la historia del Haro Deportivo. Es lo que tiene la élite, dos chispazos tiran por tierra todo el trabajo.

Comentarios
Subir