Google Fonts

400: Too many fonts requested for Internet Explorer

Please request fewer web fonts for Internet Explorer or only the fonts which are used on this page. Older versions of Internet Explorer block and download ALL requested web fonts, whether they are used or not.

Requested (8) web fonts: Family{name=Montserrat, foundry=Google, namespace=api, version=v15} (style: normal, weight: 400),Family{name=Open Sans, foundry=Google, namespace=api, version=v18} (style: normal, weight: 800),Family{name=Oswald, foundry=Google, namespace=api, version=v35} (style: normal, weight: 400, {wght=400.0}),Family{name=Playfair Display, foundry=Google, namespace=api, version=v21} (style: normal, weight: 400, {wght=400.0}),Family{name=Quicksand, foundry=Google, namespace=api, version=v21} (style: normal, weight: 400, {wght=400.0}),Family{name=Raleway, foundry=Google, namespace=api, version=v18} (style: normal, weight: 400, {wght=400.0}),Family{name=Roboto Slab, foundry=Google, namespace=api, version=v12} (style: normal, weight: 400, {wght=400.0}),Family{name=Work Sans, foundry=Google, namespace=api, version=v8} (style: normal, weight: 400, {wght=900.0})

For reference, see the Google Fonts API documentation.

Deportes

Una primera vuelta sobresaliente

FOTO: Eduardo del Campo.

La Unión Deportiva Logroñés ha completado la mejor primera vuelta de su historia. Son 41 los puntos que ha sumado en estas primeras 19 jornadas. Se ha proclamado campeón de invierno con tres puntos de distancia sobre una Cultural Leonesa que perdió 3-2 en Las Gaunas. Con 38 goles a favor es el segundo equipo más acertado de cara a portería de todo el Grupo II, solo por detrás del Bilbao Athletic, y con 15 goles en contra, la UD Logroñés es el mejor equipo en lo defensivo de este grupo del norte. Así que el equipo, sabiendo que aún no ha logrado nada, que todo se puede ir al traste en un mal mes de competición, acumula buenas noticias por su gran rendimiento y sin duda, de forma colectiva, la plantilla de esta primera vuelta se ha mostrado sobresaliente.

Rubén Miño. Bien.
18 partidos jugados. 18 partidos como titular. 1.620 minutos. Su primera vuelta ha estado marcada por el debate que desde el primer día se volvió a instalar en la portería riojana. Bienvenido a Las Gaunas y al eterno debate bajo palos. Rubén Miño es un meta de categoría superior. Y es el Zamora del Grupo 2, en donde tiene mucho que ver el compromiso defensivo del equipo, pero también se logra por las buenas actuaciones del meta catalán. Ha dado puntos a su equipo, como en Lasesarre o Urritxe, pero también ha dejado dudas por errores difícilmente defendibles cuando se valora a un portero de su talla. Días malos, como en Lezama, o dudas en el juego aéreo, salidas desacertadas o un juego con los pies muy memorable… lo cierto es que Miño ha sentido la presión de Las Gaunas en esta primera vuelta, pese a ser el Zamora del Grupo 2.

Pablo Fid. Sin calificar.
1 partido jugado en liga y otro en Copa. Lo hizo como titular en ambos encuentros. 90 minutos en liga. Dos buenos partidos, pero poca presencia como para calificar a este jugador sub’23 con mucha proyección que le toca ir ganando experiencia en un equipo profesional que busca el ascenso.

FOTO: Eduardo del Campo.

Miguel Santos. Suficiente.

Siete partidos jugados en liga. Seis como titular. 560 minutos. Capitán del equipo, su labor en el vestuario se considera más que necesaria e importante. Comenzó siendo titular, pero cayó lesionado en el calentamiento del partido en La Planilla y Iago López supo aprovechar la oportunidad. Le costó volver al de Zamora, que regresó al once por la lesión de Iago López en Estella. Pese a sus problemas físicos, en estos últimos encuentros no ha desentonado, pese a que sufrió mucho en Baracaldo. El equipo ha seguido en la buena dinámica y Santos aprueba en esta primera vuelta del campeonato.

FOTO: Eduardo del Campo.

Iago López. Sobresaliente.

Catorce presencias, trece de ellas como titular en liga. 1.133 minutos jugados. Lateral de veinte años cedido por el Girona. Una de las grandes sorpresas de la temporada. Sufrió en Calahorra, poco a poco se fue asentando en el lateral derecho riojano, se licenció en el Helmántico, y desde entonces ha pasado a ser una pieza esencial de Sergio Rodríguez en el esquema, tanto con defensa de cuatro como cuando se decanta por tres centrales y dos carrilero (en Estella sufrió demasiado). Cayó lesionado, y lleva un mes parado. Ya entró el pasado domingo en la convocatoria. Su irrupción en el equipo ha sido sobresaliente. Un jugador importante para el presente y con un futuro enorme.

César Caneda. Sobresaliente.

Lo ha jugado todo en liga. 19 partidos como titular. 1.710 minutos con 41 años. Poco más que decir, salvo que cada día se le ve, incluso, un poco mejor. Sufrió ante el poderío físico de los delanteros del Valladolid Promesas, pero el resto de la temporada ha sido un baluarte defensivo y el primer jugador en ordenar el juego ofensivo de la UD Logroñés. Un ejemplo que sigue haciendo historia en el fútbol español y en la UD Logroñés.

Gorka Pérez. Suficiente.
Nueve participaciones en liga. Cinco partidos como titular. 546 minutos. Se ha topado con el poderío de dos grandes centrales en Segunda B como Caneda y Zabaco. Y aún así Sergio lo ha utilizado tanto en defensa de tres centrales como en partido para especialistas para defender el juego directo de los rivales. Es la carta que ha manejado el técnico para defender resultados por la mínima. Cuando ha jugado no acumula errores, de ahí el aprobado, pero tampoco ha sido capaz de dar un paso al frente para ganarse un puesto en el once titular, aunque la competencia que tiene delante es realmente elevada.

Míchel Zabaco. Sobresaliente.

FOTO: Eduardo del Campo.

16 presencias en liga. Quince partidos como titular. 1.292 minutos jugados. Llegó la semana del debut liguero tras salir de la Ponferradina de Segunda división, equipo con el que logró el ascenso la primavera pasada. Central top de Segunda B. Solo un error y puntual, en esa mala cesión atrás a Miño cuando el asunto iba 3-0 ante el Leioa en Las Gaunas. Dos goles, la chilena de Estella, y el cabezazo en Lasesarre para darle cuatro puntos a su equipo. A balón parado es un baluarte, al igual que defensivamente. Un central zurdo top que ha completado una primera vuelta sobresaliente.

Iñaki. Sobresaliente.

FOTO: Eduardo del Campo.

19 partidos jugados, todos ellos de titular. 1.661 minutos. Dos goles y como un millón de asistencias. Sobresaliente. Un líder dentro del campo y fuera del él. Está empeñado en hacer historia con el equipo que le permitió progresar para llegar a jugar en Segunda con otros clubes. Esperó el otoño pasado sin equipo para jugar de nuevo en Logroño, y desde entonces se ha convertido en uno de los jugadores más importantes, y lo ha hecho por méritos propios. Sabe cuál es el camino hasta Murrieta y parece dispuesto a liderar la expedición. Firmó por temporada y media.

Jaime Paredes. Suficiente.
Siete participaciones en liga. Cinco partidos de titular. 445 minutos. Aprueba porque cuando ha jugado lo ha hecho a buen nivel. Pero lleva dos temporadas suspendido en lo físico. A un jugador acostumbrado a jugarlo todo, las lesiones le están pasando factura. No logra tener la continuidad que precisa para pelear por un puesto en el lateral izquierdo. Un problema nefrítico le tiene parado desde antes del parón navideño, así que suspende en lo físico y aprueba en lo deportivo porque cuando ha jugado ha estado a altura, como casi siempre.

Jon Errasti. Sobresaliente.

FOTO: Eduardo del Campo.

Trece apariciones. Doce como titular. 1.050 minutos. Una inoportuna lesión en el gemelo le tuvo un mes parado. Un contratiempo para un jugador esencial a lo largo de una temporada. Con su presencia el equipo ha descubierto la importancia de un tribote en el centro del equipo para dar equilibrio a un equipo que busca el ascenso. Entiende este juego desde la defensa y la excelencia táctica para liberar a otros compañeros que pueden ayudar en lo ofensivo porque tienen a Errasti de lugarteniente.

Andy Rodríguez. Sobresaliente.

FOTO: Eduardo del Campo.

19 presencias en liga. 18 como titular. 1.649 minutos. Siete goles. Junto con Ander Vitoria, máximo goleador del equipo. Solo por eso su influencia en el equipo es sobresaliente. A balón parado se está mostrando capital, y su juego en el centro del campo necesario para dominar a los rivales.

Lander Olaetxea. Sobresaliente.

FOTO: Eduardo del Campo.

16 partidos jugados. Quince desde el inicio. 1.360 minutos. Seis goles. Llegó del Gernika a Logroño para ser jugador de fútbol. Tímido, cercano, perfectamente adaptado a la vida de Logroño, Olaetxea ha explotado en esta última temporada y media y se ha convertido en un centrocampista de referencia en la categoría, listo para seguir creciendo y dar el salto a una categoría superior, que esperemos sea con la UD Logroñés.

Jaime Sierra. Notable.

FOTO: Eduardo del Campo.

Nueve presencias en liga. Cuatro como titular. 414 minutos. Llegó a Logroño comenzada la liga. Se había quedado sin equipo por una mala gestión de su representante. Lasheras lo observó y estuvo diez días entrenando con el equipo para ver si se le firmaba. Sub’23. Y se le firmó. Y apareció en el once por la lesión de Jon Errasti, para cumplir con creces. Jugador intenso en lo defensivo y con buen pie suya fue la asistencia para el gol de Ander Vitoria de vaselina o objeto de penalti en Salamanca ante Unionistas. Notable en su rendimiento cuenta con el handicap de la presencia de Errasti, Andy y Olaetxea en uno de los mejores centros del campo de la Segunda B. A Sergio Rodríguez es un jugador que le encanta, y seguirá teniendo presencia a lo largo de esta segunda vuelta.

Rubén Martínez. Sobresaliente.

FOTO: Eduardo del Campo.

18 encuentros jugadores. 17 arrancó como titular. 1.497 minutos. 4 goles. La generosidad de este futbolista no soporta comparación. La intensidad que le pone a este deporte en beneficio del colectivo merece un sobresaliente permanente. El desgaste de Rubén en cada partido es máximo, y es uno de los responsables de que este equipo juegue como lo hace. La presión tras pérdida de Rubén Martínez es sencillamente perfecta, y de ahí surgen buena parte de las ocasiones de peligro que genera este equipo.

Javi Álamo. Suficiente.

FOTO: Eduardo del Campo.

Seis apariciones. Tres de titular. 232 minutos. 1 gol. Ha dejado de aparecer en las convocatorias, así que su presencia en el equipo es insuficiente. Y sin embargo el aprobado viene dado porque cuando ha estado sobre el terreno de juego no ha desentonado, como en el Helmántico. Es un extremo abierto que todo equipo necesita, y sin embargo Sergio Rodríguez ha demostrado no tener mucha confianza en este tipo de futbolistas. Álamo, además, se he topado con el gran rendimiento de Rubén Martínez, cuyas características sí son del agrado del técnico.

Ñoño. Notable.

Ñoño celebra su gol frente al Tudelano | Foto: Eduardo del Campo

FOTO: Eduardo del Campo.

Doce apariciones en liga. Diez como titular. 774 minutos. Tres goles y vital en el juego ofensivo del equipo. Su final de primera vuelta ha sido sobresaliente. Es ese jugador diferente, vertical que todo buen equipo precisa. Es el verso suelto de un equipo trabajado desde la prosa. Ñoño es esencial para este equipo, y sin embargo no alcanza el sobresaliente por dos motivos: el primero, su inicio de campeonato fue deficiente como así se lo hizo saber Sergio Rodríguez; y segundo, su papel fuera de casa en los campos de dimensiones reducidas es testimonial por lo que debería dar un paso al frente para demostrar que también se puede adaptar a ese otro tipo de partidos lejos de Las Gaunas. Ahora bien, se le nota cada día un poco mejor y de su crecimiento dependerá buena parte de la evolución que necesita todo buen equipo para llegar a la primavera con opciones de ser primero.

Víctor Socorro. Suficiente.

FOTO: Eduardo del Campo.

Tres apariciones en liga. Ninguna como titular. Lo fue en Copa ante el Marino. 43 minutos en liga. El más joven de la plantilla, 19 años. En clara fase de formación. Aprueba porque no se ha venido abajo y sigue trabajando al máximo. El canario no se ha conformado ni dejado ir. Y cuando ha estado sobre el terreno de juego ha rendido a buen nivel, pero es una plantilla tan competitiva tener minutos está realmente caro.

Ousama Siddiki. Suspenso.
Nueve apariciones. Dos de inicio. 206 minutos. Pese a su juventud, Siddiki sí que ha disfrutado de oportunidades que no ha sabido aprovechar. Empezó siendo un jugador importante y ha acabado fuera de las convocatorias. Formado en el filial, ya en el primer equipo, el marroquí no está logrando evolucionar al ritmo que esperan los técnicos blanquirrojos.

Rayco. Suspenso.

UD Logroñes – SD Leioa | Foto: Eduardo del Campo

Doce participaciones. Cinco como titular. 540 minutos. 1 gol. El 10 de la UD Logroñés ha perdido todo el protagonismo que tuvo hace dos temporadas, que comenzó a dejarse atrás el curso pasado, y que no ha logrado recuperar a lo largo de esta primera vuelta. Primero perdió presencia en el once titular por la irrupción del tribute, luego dejó de ser el primer cambio, y en los últimos encuentros parece que ya no entra en los planes de Sergio Rodríguez para cambiar los partidos. El pasado domingo, ante la Real B en Las Gaunas, Socorro y Sierra, además de Roni, claro, estuvieron por delante del canario, que demuestra haber perdido toda la confianza en su juego. El jugador con más calidad de la plantilla se muestra impreciso y confuso, y solo queda saber si la confianza es un aspecto que se da o que uno se gana.

Ander Vitoria. Sobresaliente.

FOTO: Eduardo del Campo.

19 apariciones en liga. 16 en el once titular. 1.318 minutos. Siete goles. Es el nueve de referencia. Es el pichichi junto con Andy Rodríguez. Se ha liberado tras quitarse de encima la alargada sombre de Marcos André. Es el 9 que marca, pero sobre todo es el 9 que protege, cuida y acompaña a sus compañeros desde la punta de lanza. Controles, giros, faltas tácticas, aperturas a los costados… su comprensión del juego va más allá del mero remate, que en esta primera vuelta le ha acompañado aunque todavía puede mejorar en la suerte definitiva.

Roni. Notable.

19 participaciones. 6 desde el inicio. 671 minutos. 5 goles. Jugador importante para Sergio Rodríguez por el número de partidos en los que ha participado. Siempre juega, más o menos tiempo, pero siempre juega. Y siempre aporta. Una de las mejores noticias de la temporada. Puede jugar como único punta, como demostró, por ejemplo, en Copa ante el Marino, y puede hacerlo junto con Ander Vitoria como ha demostrado en numerosas ocasiones. Potencia, velocidad, trabajo de presión… muchas virtudes para un jugador de 26 años que goza de su primera gran oportunidad en un equipo de referencia en Segunda B. Tiene un año más de contrato, y para esta segunda vuelta se espera la irrupción de un futbolista con bastante futuro por delante.

Sergio Rodríguez. Sobresaliente.

19 partidos de liga, doce victorias, cinco empates y dos derrotas. Es el entrenador de un equipo sobresaliente en esta primera vuelta. Otro mal inicio, sobre todo por aquel mal partido ante el Haro Deportivo, al que ha sabido darle la vuelta gracias a disponer de una plantilla bien fabricada desde la dirección deportiva a la que el técnico le está sabiendo sacar partido desde la versatilidad y la buena preparación de los partidos para saberse adaptar a las diversas circunstancias que suelen caracterizar los encuentros de este Grupo 2. Un sobresaliente no significa la perfección, también ha habido errores en determinados partidos, pero Sergio Rodríguez está superando lo hecho el curso pasado, y cada día está demostrando que es un buen entrenador capaz de sacarle el máximo rendimiento a una buena plantilla que ni mucho menos es la mejor ni la más cara de esta Segunda B, quizás no lo sea tampoco de este Grupo 2, por lo que haber alcanzado los 41 puntos y el liderato tiene más mérito si cabe. Sergio Rodríguez es el entrenador de la primera plantilla y está sacando los partidos adelante, pero al mismo tiempo es un logroñés que sabe lo que ha sucedido en el fútbol riojano desde el siglo pasado, y ha asumido el reto de liderar el ascenso a Segunda para llevar al fútbol riojano de nuevo al sitio que le corresponde. Quizás pronto sea el mejor entrenador de la historia de este club, superando a Carlos Pouso, pero de lo que no hay duda es de que es el entrenador más implicado con el pasado, el presente y el futuro de esta entidad. Y nadie es profeta en su tierra, y Sergio Rodríguez cuenta con detractores que se lo hacen saber, pero esto es Logroño y aquí nunca nada resultó fácil para los de la casa.

Click para comentar

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Subir