La Rioja

Arnedillo: el espíritu ‘LGTBI friendly’ en La Rioja más rural

Arnedillo: el espíritu ‘LGTBI friendly’ más allá de las grandes ciudades

Carroza del orgullo gay en el día de prefiestas de Arnedillo

La idea de que el medio rural puede llegar a ser más reticente a la hora de adaptarse a otras tendencias ya es agua pasada. Independientemente de la media de edad de su población, los valores éticos y el respeto prevalecen sin lugar a dudas, como en la localidad de Arnedillo, donde el espíritu ‘LGTBI friendly’ inunda sus calles y festividades en todo momento. «No son considerados como un colectivo diferenciado sino como unos habitantes más del pueblo», insiste su alcalde, Pedro Montalvo.

Su llegada a Arnedillo estuvo motivada, principalmente, por la búsqueda de trabajo en el sector hostelero, un ámbito sin duda muy desarrollado en esta localidad riojabajeña que no alcanza los quinientos habitantes. En concreto, Montalvo asegura que «existen 150 puestos directos» en dicho sector, entre el balneario y los ocho bares y restaurantes con los que cuenta la villa, como es el bar La Huella, regentado por Rubén y Marisol Pérez, donde «el ambiente LGBTI está tan normalizado como en cualquier otro establecimiento del municipio», asegura uno de sus dueños.

El bar La Huella, de la localidad riojabajeña, durante el día de prefiestas en Arnedillo.

«La primera pareja gay llegó al pueblo hace unos treinta años y desde entonces el número ha crecido progresivamente», relata el alcalde, «pero siempre con la aceptación de todos, desde los más jóvenes hasta los abuelos, que a pesar de su edad y costumbres más tradicionales no se alarman por ver de la mano a dos mujeres o dos hombres».

Una integración «cien por cien» bien recibida por sus protagonistas, quienes no se desvinculan de la actividad del municipio, tanto en las festividades como en las labores de gestión. Así lo destaca Montalvo, que asegura que «son unas personas super activas a la hora de organizar diferentes actividades por y para el pueblo», como es el caso de la carroza que diseñan en el desfile del Orgullo Gay celebrado el día anterior al comienzo de las fiestas patronales de Arnedillo.

Además, su participación municipal en asociaciones locales, así como su presencia durante las procesiones de Semana Santa no generan expectación alguna. «Desde el minuto cero se les ha considerado unos más del pueblo y en Arnedillo podemos decir con orgullo que estamos encantados de ser un pueblo tan integrador. Nos ha permitido abrir los ojos y la mente de tal forma que el resto de pueblos deberían hacer lo mismo», apunta Montalvo.

Click para comentar

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Subir