Empresas

La Rioja, ‘punta de lanza’ europea en el fomento de talento digital

José L. Pancorbo, presidente de Aertic; y Laura Urbieta, coordinadora técnica.

Hace ya unos cuantos años que un vídeo corrió como la pólvora de teléfono en teléfono. En él se veía a un bebé al que le plantaban delante una revista justo después de que hubiera estado usando una tablet y, al comprobar que por más que movía sus dedos sobre el papel las imágenes no se ampliaban, descartaba la publicación escrita. Más allá de lo simpático del vídeo, es sintomático del cambio de paradigma que en ese momento ya se había producido en todo el mundo con la primera generación de ‘nativos digitales’.

Una cualidad pasó entonces a la primera línea de los perfiles profesionales demandados por cualquier empresa (no solo las tecnológicas): el talento digital. «Entendemos que uno de los vehículos para desarrollarse profesional y socialmente ha de ser la tecnología; ninguna empresa está a espaldas del desarrollo de talento digital en sus empleados, ya que los procesos sociales y de negocio se están gestando en plataformas digitales», explica José L. Pancorbo, presidente de Aertic y vicepresidente de las empresas TIC europeas (European Digital SME Alliance) en representación de CONETIC (Confederación Española de Empresas de Tecnologías de la Información, Comunicación y Electrónica).

Para el clúster del sector TIC riojano, la atracción del talento es una de las grandes prioridades, ya que «tenemos carencia de personal formado en nuevas tecnologías, por el que no solo disputamos las empresas TIC, sino también industrias de otras ramas». Pancorbo define la situación actual como de «tormenta perfecta» y asegura que la captación de habilidades digitales es doblemente beneficiosa para el territorio, ya que «mejora la cualificación de la sociedad y las empresas pueden complementar sus cuadros de empleo con personal mejor cualificado».

La paradoja radica en que en una sociedad netamente digital «existe una carencia notable de vocaciones tecnológicas en edades tempranas; cada vez son menos los estudiantes que eligen este tipo de carreras». Lo subraya la coordinadora técnica de Aertic, Laura Urbieta, que asegura que es una tendencia común y extendida no solo en España, sino también en el resto del mundo.

Los escolares experimentan con el ‘AerKit’ en la estrategia de fomentar las vocaciones tempranas

Para fomentar estas vocaciones, Urbieta explica que el clúster desarrolla a lo largo del año actividades relacionadas con la tecnología en centros de Primaria y Secundaria riojanos: «Ha superado nuestras expectativas porque no solo ha despertado el interés de los alumnos, sino también el de
los profesores, que lo ven como un complemento idóneo para la formación». «También estamos trabajando con el profesorado para mejorar sus aptitudes digitales y que puedan trasladarlas de una forma más eficiente a sus alumnos», añade.

La paradoja nacional

Los datos apuntan que el número de estudiantes de carreras tecnológicas en España es hoy inferior al de hace tres años, lo cual representa un indicador crítico sobre esta problemática. Y lo más preocupante: «En las titulaciones ‘de letras’ tienen menos peso las asignaturas tecnológicas hoy que hace diez años, ¿cómo es eso posible?», apunta el presidente de Aertic.

En cambio, y gracias al trabajo de campo de entidades como Aertic, en La Rioja han logrado revertir la situación en los últimos cinco años: «Hemos logrado que las matriculaciones en Ingeniería Informática se dupliquen en la Universidad de La Rioja y tenemos el beneplácito del Gobierno autonómico y de la UR para duplicar el número de plazas en este grado y en el de Matemáticas». También en esa fecha arrancan en la universidad pública riojana dos cursos de experto y un máster en nuevas tecnologías para alumnos de Humanidades, al objeto de abrirles nuevos escenarios profesionales.

Y es que la recualificación de perfiles profesionales también forma parte de la estrategia relacionada con el talento de Aertic: «Visibilizamos las oportunidades laborales de La Rioja porque no solo queremos retener a los alumnos para que desarrollen aquí su carrera, sino aludir al profesional del sector que trabaja fuera de la región para explicarle que no tiene que renunciar a ella por vivir en Logroño, con mayor calidad de vida que en otras grandes capitales europeas».

«En La Rioja hemos conseguido éxitos que todavía no hemos logrado en España ni en Europa, donde el problema de la falta de vocaciones es incluso mayor», apunta José L. Pancorbo, subrayando que en su candidatura para alcanzar para España la videpresidencia de las empresas TIC europeas (European Ditial SME Alliance) jugaron un papel clave estos logros en materia de habilidades digitales.

¿Y por qué se alcanzan en La Rioja metas aún lejanas para otras sociedades con mayores posibilidades sobre el papel? La respuesta está en el ‘ecosistema’ externo e interno de Aertic: «Por las dimensiones de la comunidad hay una gran facilidad de interlocución con diferentes actores y los trámites se agilizan. Además, no hay que olvidar que entre los socios del clúster hay grandes instituciones educativas como la Universidad de La Rioja, la Fundación Dialnet o la Universidad Internacional de La Rioja».

Si aún no recibes 'El Tempranillo' cada mañana, puedes apuntarte aquí

TAMBIÉN TE ENVIAMOS NOTICIAS IMPORTANTES POR WHATSAPP. DATE DE ALTA AHORA DESDE AQUÍ
Comentarios
Subir