La Rioja

«Este Gobierno quiere acabar con la creación de redes clientelares»

El Gobierno de La Rioja se ha planteado como objetivo prioritario «acabar con la discrecionalidad y con la creación de redes clientelares» a partir del próximo Presupuesto de la comunidad. Así lo ha señalado este martes el portavoz del Ejecutivo autonómico, Chus del Río, durante la rueda de prensa posterior a la reunión del Consejo de Gobierno.

Del Río ha indicado que «la fórmula del Anexo III ha permitido en los últimos años conceder ayudas de hasta 20 millones de euros sin ningún tipo de control previo», si bien ha advertido que «el mayor control no va a suponer que se vaya a eliminar ningún tipo de ayuda».

El Gobierno de La Rioja ha autorizado un gasto de más de 5 millones de euros para asumir el pago de 278 subvenciones que figuraban como nominativas en el Anexo III del Presupuesto de 2018 y que, por imposición legal, no son susceptibles de ser trasladadas al ejercicio de 2019, al tratarse de un Presupuesto prorrogado.

El consejero de Hacienda, Celso González, ha explicado que el proyecto de Presupuestos para 2019 finalmente no vio la luz, dado que el anterior Ejecutivo «no los consiguió aprobar, lo que provocó la prórroga automática y excepcional de los presupuestos de 2018, prorroga que no afecta a las subvenciones nominativas del Anexo III». González ha señalado que la Ley de Hacienda de La Rioja establece que «el ejercicio presupuestario coincide con el año natural y no permite adquirir compromisos de gasto con cargo a ejercicios futuros cuando se trate de transferencias o subvenciones previstas nominativamente en los presupuestos». Por lo tanto, el consejero ha afirmado que «no existía habilitación legal para dar cobertura a las subvenciones nominativas recogidas en el Anexo III».

Celso González ha aseverado que «el anterior Gobierno no actuó y creó la confianza en los posibles beneficiarios de que estas subvenciones se iban a abonar, con lo que creó una expectativa que les generó un gasto ante el cual, el actual Gobierno, por responsabilidad, va a actuar». El consejero ha recordado también que «el Proyecto de Ley de Presupuestos para 2020 elimina más del 60 por ciento de las subvenciones nominativas que hasta ahora se venían recogiendo en el Anexo III, reconduciéndolas a través de procedimientos de concesión en concurrencia competitiva o a través de contratos, según los casos». Se trata, ha añadido Celso González, de «aportar más transparencia y evitar la discrecionalidad, así como de cumplir con las recomendaciones del Tribunal de Cuentas».

Pago de facturas

Este gasto de más de 5 millones de euros que ha aprobado el Consejo de Gobierno también servirá para el pago de facturas a diferentes empresas o entidades que prestan sus servicios a la Administración, como por ejemplo la vigilancia, la limpieza, servicios de comedor en centros de mayores, etcétera. El consejero ha dicho que «hablamos de servicios esenciales, que no se pueden dejar de prestar y que nosotros, lógicamente, debemos de abonar».

González ha asegurado que, desde la entrada en vigor de la nueva Ley de Contratos, «se pretende potenciar los procedimientos abiertos que favorezcan la competencia y limitar el excesivo uso del contrato menor, habitual en la Administración». El consejero ha explicado que «si bien se ha avanzado en los procedimientos abiertos, hay facturas que es preciso pagar puesto que se ha prestado el servicio, aunque no se ha seguido el procedimiento requerido por la Ley para contratar a estas empresas».

El consejero ha señalado que el objetivo «es evitar la producción de un perjuicio a un tercero». Celso González ha dicho que «una vez más y por razones de justicia social, este Gobierno tiene que reconducir una situación inadmisible y de ahí la necesidad de adoptar este acuerdo por el Consejo de Gobierno».

Comentarios
Subir