El Rioja

Sara Bustos narra la verdadera historia del vino durante la Edad Moderna

El libro ‘El vino en La Rioja durante la Edad Moderna: bodegas, cosecheros y lagares’, de la doctora Sara Bustos Torres, se presenta este jueves, a las 19:30 horas, en la Sala de Conferencias de la Biblioteca Pública de La Rioja.

Esta obra, que cuenta con 605 páginas, ha sido publicada por la Colección Universidad-IER y está prologada por José Luis Gómez Urdáñez, catedrático de Historia Moderna de la Universidad de La Rioja y autor de El Rioja histórico (Consejo Regulador DOCa Rioja, 2000).

En él se cuenta cómo la historia del vino de Rioja en la Edad Moderna parte de las bases asentadas en la Edad Media, cuando su comercio comienza a desarrollarse, y llega hasta los inicios de la transformación de su producción en el siglo XIX, con la aparición de los grandes bodegueros.

En la Edad Moderna, sin embargo, la concentración del viñedo en los mejores espacios para su cultivo dio lugar a la aparición de comarcas especializadas en el comercio del vino.

El vino de Rioja se convirtió en un producto atractivo para invertir cuando la pacificación del territorio favorezca el incremento de los intercambios y la exportación de lana pierda rentabilidad.

No fue un camino fácil

Su comercio tuvo que afrontar obstáculos como el mal estado de los caminos, aunque contó con la ventaja de estar bien conectado con las rutas que comunicaban Castilla con Vitoria y los puertos vascos. Este fue uno de sus mercados principales y uno de los más disputados. El vino de La Rioja castellana tuvo que competir con el de La Rioja alavesa y el navarro.

La imposibilidad de mejorar su calidad, debido a la falta de medios de los cosecheros y a la precariedad del mercado, le hizo dependiente de los territorios inmediatos en los que se consumía. No podía exportarse más allá de las provincias vascas, la montaña de Santander y las sierras del Sur. Además, su naturaleza no le permitía superar un viaje por mar.

Esto y el incremento de la competencia fueron las causas de que las autoridades locales con intereses en el sector optaran por regular el mercado favoreciendo a los cosecheros en detrimento de mercaderes, arrieros, hacendados, mesoneros o boteros. El ejemplo más claro de esta estrategia regulatoria fue el sistema desarrollado e impuesto por los regidores logroñeses y la junta de cosecheros.

Cuando el control a nivel local resultó insuficiente los cosecheros se agruparon en la Real Sociedad Económica Riojano-Castellana. Esta asociación nació con la obligación de atender al “rompimiento de caminos y mejoramiento de vinos” aunque sólo podrá ocuparse del primer objetivo.

El segundo de sus fines tuvo que esperar hasta que la mejora de las condiciones a mediados del XIX favorecieran la inversión y la aparición de bodegueros capaces de introducir las técnicas necesarias para obtener un vino que supere el año de vida y pueda escapar, por fin, del espacio al que se veía constreñido.

El prólogo

En su prólogo, el catedrático José Luis Gómez Urdáñez, miembro de la Real Academia de la Historia, afirma que “hace tiempo que necesitábamos un libro como éste”, ya que “la historia del vino de Rioja ha sido hasta ahora un conjunto de publicaciones dispersas debidas a individualidades y metodologías muy dispares”.

Además, asegura que El vino de Rioja durante la Edad Moderna descubre al lector “documento a documento cómo el Rioja fue siempre objeto de disputas, de acuerdos y desarreglos” y cómo “de ese belicoso pasado medieval viene el juego político en torno al Rioja”.

Finalmente, destaca la documentada evolución del Rioja que aporta el libro y cómo es “para el gremio, una obra de consulta; para los amantes de la historia del vino, un deleite más a añadir a este loco mundo de vinos y bodegas, donde se disfruta más si nos sabemos respaldados por costumbres y tradiciones seculares y, desde luego, por la serenidad que aporta conocer la verdad histórica”.

Si aún no recibes 'El Tempranillo' cada mañana, puedes apuntarte aquí

TAMBIÉN TE ENVIAMOS NOTICIAS IMPORTANTES POR WHATSAPP. DATE DE ALTA AHORA DESDE AQUÍ
Comentarios
Subir