Agricultura

La formación vitivinícola ideal: «Asequible, accesible y adaptable»

De izquierda a derecha, José Miguel Zapater, Mario de La Fuente, David Gramaje, Sergi de Lamo y Natalia Olarte

Al cierre de la Jornada I+D+i ‘Futuro del viñedo sostenible: retos y oportunidades’, celebrada este miércoles en la Bodega Institucional de La Grajera y organizada por la Plataforma Tecnológica del Vino (PTV) y la Organización Interprofesional del Vino de España (OIVE), cinco expertos han participado en una mesa redonda donde el alcance del conocimiento vitivinícola ha sido la cuestión debatida.

En este sentido, la directora de I+D+i de la Escuela de Viticultores de Bodegas Riojanas, Natalia Olarte, ha mostrado su conformidad por una «formación que abarque las tres ‘A’ para ser asequible, accesible y adaptable». Asequible para facilitar el acceso a cualquier persona interesada, accesible para incluir diversas modalidades de aprendizaje (online, presencial, prácticas) y adaptable porque requiere de una evolución constante.

Así lo ha expuesto Olarte al mismo tiempo que ha criticado la ausencia de una conexión entre la Administración y las empresas, así como de una partida presupuestaria de renovación para Educación, porque «no hay una herramienta económica que una a todo el sector y desarrolle una programación con la que formarse». En este sentido, la directora ha recordado que la educación del vino no debe ser solo cosa de viticultores y bodegueros, sino también de sumilleres, comerciantes y clientes.

Por su parte, el vicepresidente de la Comisión Técnica de la Plataforma Tecnológica del Vino, Sergi de Lamo, de acuerdo con la falta de vías de financiación para esa formación y transferencia del conocimiento, también ha apuntado a las diversas acciones que cada comunidad autónoma lleva a cabo para tratar un problema sectorial que afecta a todos los viñedos: «Deberían existir unas políticas estatales sin barreras geográficas para ser más eficientes».

El gerente de PTV, Mario de La Fuente, ha apelado a la conciencia social en lo que a la contaminación del suelo se refiere debido al empleo de productos con cobre y azufre, ya que «España muestra unos niveles enormes de toxicidad en estos parámetros». Sobre este asunto, Olarte ha materializado la cuestión en la necesidad de disponer de un «mapa de suelos y su microbiota para pensar de forma preventiva, no curativa».

Un asunto de todos y desde todos los ámbitos

«Organizar mesas donde puedan participar todos los agentes implicados en el sector vitivinícola, desde los agricultores hasta las empresas, pasando también por los investigadores, es imprescindible para ofrecer un sistema interactivo y ampliado que aporte una comunicación transversal», ha sentenciado Olarte.

De igual forma, De Lamo ha aludido al «problema de infraestructuras de I+D y formación en España, porque todo lo que existe en el sector vitivinícola es público y de ámbito autonómico, mientras que otros países competidores tienen estructuras públicas, privadas y público privadas a nivel regional pero también nacional». Esos «déficits» afectan, según el vicepresidente, a disponer de una buena transferencia y formación.

En este sentido, De la Fuente ha anunciado la programación de diferentes acciones de formación dentro del convenio de colaboración entre la Plataforma Tecnológica del Vino y la Organización Interprofesional del Vino de España.

Si aún no recibes 'El Tempranillo' cada mañana, puedes apuntarte aquí

TAMBIÉN TE ENVIAMOS NOTICIAS IMPORTANTES POR WHATSAPP. DATE DE ALTA AHORA DESDE AQUÍ
Comentarios
Subir