Deportes

La UD Logroñés pasa de ronda en Copa y espera a un rival de la LFP

Foto: Eduardo del Campo

La UD Logroñés se ha impuesto al Marino de Luanco (2-1) y se clasifica para los dieciseisavos de final de la Copa del Rey. Los riojanos han demostrado ser superiores en intensidad y juego durante la mayor parte del encuentro, pero han acabado sufriendo en los minutos finales ante un rival envalentonado cuando no tenía nada que perder. Hasta el punto de que Pablo Fid ha tenido que salvar el 2-2 en el último minuto. Noche fría, aunque con buena presencia de público en las gradas (2.734 espectadores).

Ni dos minutos ha tardado en llegar la primera ocasión de los blanquirrojos. Falta desde cerca del pico del área, Álamo al lanzamiento y el balón que acaba estampado en el poste. Minutos después, el canario la ha vuelto a tener, con un testarazo repelido por el guardameta visitante Chechu. El guion estaba siendo muy claro: dominio total de los locales, con los visitantes replegados atrás para cazar algún contragolpe. No les ha importado a los de Sergio Rodríguez tener paciencia para buscar el hueco e incluso asegurar más de la cuenta en alguna ocasión.

El conjunto de Las Gaunas trataba de ensanchar el campo y utilizar mucho las bandas. Iñaki, Rubén Martínez y Víctor Socorro han formado una sociedad interesante por la zurda. Este último ha estado cerca de hacer el gol de la noche, con un trallazo de volea desde el balcón del área, pero el portero ha estado a la altura y ha detenido en dos tiempos. El bloque asturiano no conseguía crear peligro, más allá de alguna cabalgada de Saha o algún centro del exblanquirrojo Luis Morán. Y en ese contexto, cuestión de inercia que cayera el 1-0, con un remate de cabeza de Andy tras un córner.

Pese a todo, el Marino ha tenido la suya, con un tiro dentro del área que Guaya ha mandado a las nubes. Hubiera sido injusto ese empate, ya que los logroñeses estaban siendo superiores en todos los ámbitos de juego. Especialmente en la sala de máquinas, con Andy y Errasti muy solventes. Eso sí, faltaba hacer el segundo tanto para cerrar el partido.

Sergio ha visto crecer al rival en el segundo tiempo y ha apostado por la entrada de Jaime Sierra, sacrificando a un voluntarioso Víctor Socorro. Por otro lado, la entrada de Boedo ha dado más argumentos a los del Principado en los metros finales.

Justo cuando el duelo estaba algo más competido, Iñaki se ha encargado de resolver la papeleta. Disparo del calagurritano casi sin ángulo y a la red. Golazo con ayuda del portero que parecía cerrar la noche y contentar a la parroquia.

Pero no estaba todo dicho. En el tramo final es cuando se ha visto la mejor versión de los blanquiazules que, sin nada que perder, han probado en varias ocasiones a Pablo Fid. Y han percutido hasta encontrar rédito en el tiempo añadido, cuando Mika enviaba a las mallas un balón desde el interior del área blanquirroja. Ha podido, incluso, llegar el empate en el ocaso del partido, pero finalmente no ha sido necesario llegar a la prórroga. Qué raro es este deporte. Deberes hechos con más sufrimiento del previsto. Próxima cita: recibimiento al Leioa (domingo, 12:00 horas).

Comentarios
Subir