La Rioja

Tres héroes en Zaldierna: «Podría haber ardido toda la aldea»

«De no haber sido por ellos podía haber ardido toda Zaldierna»

Los bomberos, actuando en el tejado de la casa incendiada este domingo en Zaldierna.

«Si no es por ellos habría sido una tragedia; habría ardido toda la aldea». Es el comentario más extendido en la mañana de este domingo en la pequeña villa de Zaldierna y con ese ‘ellos’ los vecinos se refieren a Eduardo, Pedro y Jesús. Son los tres héroes -aunque reniegan de ser reconocidos como tales- cuya intervención resultó clave en el incendio declarado esta pasada madrugada en la aldea.

«Estaba viendo la televisión y oí un chisporroteo que atribuí a la lluvia, pero luego escuché un ruido más intenso y salí alertado a la calle», explica Eduardo Peiró, que se encontraba en una vivienda contigua cuando las llamas empezaron a manifestarse. Eduardo está familiarizado con los incendios. No en vano, el pasado mes de octubre se jubiló tras 35 años de servicio como bombero. Sabía cómo actuar.

Los bomberos, actuando en el tejado de la casa incendiada este domingo en Zaldierna.

«Entré rápido a apagar la chimenea de la planta baja y vi que había mucha carga de calor en la zona alta de la casa, que es donde estaba el fuego», explica. Y aquí es donde intervienen los otros dos protagonistas de esta historia: Pedro y Jesús. En sus casas guardaban las mangueras que Eduardo necesitaba para comandar la lucha contra las llamas: «Soy uno más; tengo la experiencia, sí, pero sin los equipos no podía haber hecho nada». Con las gomas en su poder, llegó el momento de pasar a la acción: «Cerré la puerta para que no circulase el oxígeno (y evitar así la expansión del fuego) y subimos al tejado para acotar el fuego mientras llegaban los bomberos», explica Eduardo.

De no haberlas perimetrado, las llamas podían haber causado grandes estragos en una aldea «con calles de metro y medio de ancho; no sé si se podía haber quemado todo el pueblo pero sí varias casas, porque prácticamente se puede recorrer la aldea de tejado en tejado». En torno a una hora después, los bomberos llegaron a Zaldierna y consumaron el trabajo iniciado por Eduardo, con la ayuda de Pedro y Jesús, que se han metido en la cama pasadas las ocho de esta mañana.

Eduardo Peiró, junto con sus compañeros del Parque de Bomberos de Logroño, antes de su reciente jubilación.

«Yo no lo considero una heroicidad, solo he contribuido haciendo lo que mejor sé; es como si fuera albañil y ayudara a apuntalar un muro inestable», insiste Peiró, que quiere aprovechar este suceso para subrayar una demanda ‘histórica’ de Zaldierna: «Llevamos varios años pidiendo que nos pongan una caseta con una boca de agua para actuar frente a emergencias como esta. Ha habido ya varios incendios en el pueblo y los bomberos no tardan menos de 40 minutos en llegar desde Haro o Nájera». Segunda vivienda. Los sobrinos del dueño, abajo casi no se enteraron, no era un fuego reciente, podía llevar un día requemando.

Héroes o no, la actuación de estos tres vecinos forma parte ya del legado oral de esta pequeña aldea ezcarayense, que tardará largo tiempo en olvidar lo que hubiera podido ocurrir de no contar con los conocimientos de Eduardo y las mangueras de Pedro y Jesús.

Si aún no recibes 'El Tempranillo' cada mañana, puedes apuntarte aquí

TAMBIÉN TE ENVIAMOS NOTICIAS IMPORTANTES POR WHATSAPP. DATE DE ALTA AHORA DESDE AQUÍ
Comentarios
Subir