La Rioja

Denuncias falsas: cuatro investigados en lo que va de año en La Rioja

La Jefatura Superior de Policía de La Rioja ha investigado en lo que llevamos de año a cuatro personas, tres de ellas bajo arresto, como presuntos simuladores de delitos.

La Policía recuerda que, de demostrarse la falsedad de lo denunciado, las víctimas pasan a convertirse en delincuentes. El procedimiento a seguir una vez que los agentes reciben una denuncia es la comprobación de los hechos, así como la posterior investigación. En caso de ser veraz, se encaminan las gestiones hacia la detención de los presuntos autores. Si los hechos denunciados son falsos se imputa, y se detienen a los denunciantes.

Los casos

En muchos de los casos, se trata de personas que denuncian robos con violencia que nunca se han producido y, por lo general, su motivación es la de defraudar a una compañía aseguradora. Los responsables de estos hechos contactan con la compañía tras haber un hurto o haber perdido objetos que al póliza no cubre (frecuentemente teléfono móviles de alta gama), se personan en la comisaría para denunciar un falso robo con violencia al que sí dan cobertura las aseguradoras. Hechos, recuerda la Policía, que además constituyen un delito de estafa.

Así en uno de los casos, una mujer de 38 años aseguró que iba paseando a su perro cuando alguien se le acercó por detrás, arrebatándole el teléfono y emprendiendo una huída, pero sin poder aportar ningún dato descriptivo del autor. Posteriormente, los investigadores comprobaron que no se había producido tal hecho y, al ser nuevamente citada, confeso que se lo habían sustraído en su lugar de trabajo y como no se lo iba a cubrir el seguro y no tenía dinero para comprase otro, cambió la versión de los hechos en su denuncia, habiendo cobrado ya por este hecho la compensación por parte de la compañía de seguros.

Otra de las investigadas es una mujer que denunciaba haber realizado una compra ‘online’ por importe de 1.100 euros y manifestaba no haberla recibido, sintiéndose estafada por la empresa. Tras las comprobaciones de los investigadores y diferentes declaraciones testificales, se pudo determinar que la denunciante había recibido ella misma la compra realizada y la devolución del importe abonado, con lo cual la compra le salió gratis.

En el caso de un joven de diecisiete años, este manifestaba en su denuncia que había sido víctima de un Delito de Robo con Violencia e Intimidación, cuando un asaltante le amenazó con una navaja de 15 centímetros. Tras realizar numerosas comprobaciones y cotejos, revisadas las cámaras de seguridad y tomando declaraciones de testigos, los agentes no hallaron ninguna evidencia que corroborase la versión que había dado el denunciante. Al citarlo de nuevo aportó una versión contradictoria y tuvo que confesar que la cartera le fue hurtada al descuido y que se había inventado el robo con violencia para justificarlo ante su familia.

El último de los casos ocurrió este pasado fin de semana, cuando se detuvo a un hombre de 31 años que había denunciado que personas desconocidas le realizaron compras fraudulentas con su tarjeta bancaria. Las primeras investigaciones permitieron averiguar que se trataba de transacciones realizadas en páginas de internet de juegos de azar y bingos de Logroño, determinando que había sido el propio denunciante quien las había realizado.

Comentarios
Subir