Deportes

La ciudad deportiva de la UD Logroñés, aplazada al menos hasta 2022

Las obras para la ciudad deportiva de la UD Logroñés, aplazadas al menos hasta 2022

El concejal de Desarrollo Urbano Sostenible, Jaime Caballero, y el concejal de Deportes, Rubén Antoñanzas, han informado este miércoles sobre el análisis técnico y jurídico del anteproyecto de la ciudad deportiva de la UD Logroñés, que hace una semana los responsables de la entidad presentaron en una reunión privada al alcalde de Logroño y a ambos ediles. La conclusión de este comunicado es clara: no habrá ciudad deportiva, al menos hasta 2022.

El equipo de Gobierno considera que el anteproyecto que plantea la UD Logroñés es una iniciativa favorable para Logroño, ya que se tratar de una inversión privada que promueve un proyecto social y deportivo en una zona de crecimiento de la ciudad como es Valdegastea, favorece el deporte base y amplía la oferta de instalaciones de fútbol. En este sentido, el Consistorio apoya esta propuesta y anuncia su voluntad política para que se inicie lo más rápido posible durante este mandato.

A pesar de ello, Caballero ha explicado que los técnicos municipales han analizado en los últimos días el anteproyecto desde puntos de vista técnico y jurídico, y su conclusión es que la propuesta «no encaja con la clasificación actual del suelo». Por tanto, las pretensiones del calendario anunciado por el club no son posibles dentro del marco legal establecido debido a la clase de terrenos en los que se propone. No obstante, «la disposición del Ayuntamiento es a trabajar de forma conjunta con los impulsores del proyecto para agilizar los plazos al máximo».

El edil de Urbanismo ha informado de que el proyecto no se puede realizar en suelo rústico, calificación que ahora tiene el terreno adquirido por la UD Logroñés, y ha detallado la solución planteada por el Ayuntamiento de Logroño, que ya ha sido comunicada a los responsables del club. Dicha infraestructura comprendería dos campos de hierba artificial, uno de césped natural con 3.000 personas de capacidad, cuatro campos de fútbol 7, dos residencias para los jugadores, un hotel de noventa habitaciones y un club social con pistas de tenis y pádel.

De toda la infraestructura, los campos de fútbol se califican como suelo rústico. En este tipo de suelo, se pueden construir los elementos aledaños (vestuarios y gradas). Sin embargo, el Ayuntamiento no puede poner luz y agua en un suelo de estas características. «Debido a una ley autonómica del año 2006, tenemos prohibido poner abastecimiento y saneamiento en una zona rústica. Dependemos del Gobierno de La Rioja», ha asegurado Caballero.

Las condiciones del Ayuntamiento

En este sentido, para que este proyecto sea posible es necesario delimitar un sector de suelo urbanizable para encajar la propuesta de la entidad blanquirroja en una zona de crecimiento en Valdegastea, que sería una forma de terminar de configurar esta zona de la ciudad. Por tanto, «creemos que es posible aunar los intereses de la UD Logroñés con los de la ciudad de Logroño», ha dicho Jaime Caballero. «Sin embargo, esta solución conlleva una tramitación urbanística de varios años, y la intervención de otras administraciones que deben dar su visto bueno. Es una cuestión compleja legalmente, y a pesar de contar con toda nuestra voluntad política, podría ralentizarse en cualquier momento», continúa el edil.

El Ayuntamiento de Logroño ha manifestado su plena disposición a colaborar con la UD Logroñés en la consecución de su proyecto de ciudad deportiva, pero es obligado pensar en los condicionamientos legales. «Por este motivo estamos en contacto con los impulsores y les hemos explicado los pasos que deben dar para llevar a cabo este proyecto», ha indicado Jaime Caballero.

Estos pasos suponen, en primer lugar, delimitar un sector de suelo urbanizable delimitado que incluya, además de los terrenos de la ciudad deportiva, aquellos necesarios para dar un remate adecuado a los barrios de Valdegastea y Yagüe. En segundo lugar, es necesario ordenar la zona a través de un Plan Parcial. En tercer lugar, es necesario también gestionar y ejecutar la urbanización para que cuente con los servicios urbanos que dicta la Ley.

El concejal ha explicado que una vez el sector quede delimitado, sería posible autorizar con carácter provisional la construcción de los campos de fútbol de entrenamiento. Esto podría ocurrir dos años después de iniciarse el proceso. «La ciudad deportiva podría iniciar su construcción con una autorización provisional una vez delimitado el sector, pero la tramitación completa de la actuación puede llevar cuatro o cinco años», ha afirmado.

El concejal de Deportes, Rubén Antoñanzas, ha explicado que el Ayuntamiento «está dispuesto a agilizar al máximo, dentro del marco legal existente, la tramitación con la propuesta actual que ha planteado el club o a estudiar cuantas propuestas alternativas pudieran presentar con el objetivo de iniciar la actividad cuanto antes». Por último, ha afirmado que ambas partes mantienen la voluntad de empezar lo antes posible el proyecto.

Si aún no recibes 'El Tempranillo' cada mañana, puedes apuntarte aquí

TAMBIÉN TE ENVIAMOS NOTICIAS IMPORTANTES POR WHATSAPP. DATE DE ALTA AHORA DESDE AQUÍ
Comentarios
Subir