Empresas

«Proactividad y actitud» para facilitar el negocio de los socios de AERTIC

Proceden de ámbitos profesionales muy diversos pero actúan como un bloque en aras de un objetivo común: facilitar a las empresas asociadas a lograr sus objetivos por el camino más corto y liviano. «Hacemos piña entre nosotros y todos tenemos voz y voto en el equipo; somos facilitadores de negocio y nuestra recompensa es ver cómo nuestros asociados consiguen sus resultados», subrayan.

Son Elena, Laura, José Ángel, Estíbaliz, Seila y Sergio, el personal técnico de AERTIC, que destaca por dos características. Por un lado, por contar con una estructura mayoritariamente femenina, «algo poco habitual en la industria TIC», que contribuye a «potenciar y estimular que cada vez más mujeres acudan a perfiles profesionales técnicos». Pero sobre todo, por una ‘masa madre’ que homogeneiza al equipo por las cualidades de sus miembros: «Proactividad y actitud».

Elena Garrido, secretaria general

Tomó el timón del equipo el pasado mes de agosto, asumiendo las responsabilidades que hasta entonces gestionaba Javier Ridruejo. «Me ofrecieron la posibilidad de asumir el cargo y lo tomé como un desafío, porque era algo diferente a mi labor en el Departamento de Innovación y Tecnología de la Federación de Empresas de La Rioja (FER).

Desde entonces, el aprendizaje «es continuo». «Me ha tocado gestionar cuestiones que hasta ahora eran nuevas para mí, ya que desarrollamos un número elevado de proyectos y otras acciones y el aprendizaje es continuo», si bien «resulta esencial estar rodeada de un equipo consolidado, que tiene las cosas muy claras, esto facilita mucho el trabajo».

Laura Urbieta, coordinadora de Proyectos

Aunque forma parte de la estructura del clúster desde el pasado año, en octubre asumió nuevas funciones como coordinadora técnica del equipo, del que destaca que su condición de «interdisciplinar». «Somos hiperflexibles en la labor de asesoramiento y acompañamiento de nuestros socios; estiramos los horarios para que en sus proyectos y en sus viajes sepan que estamos a su lado», explica.

Y a pesar de que en muy poco tiempo el equipo técnico de AERTIC ha experimentado un crecimiento exponencial, Urbieta tiene claro cuáles son las perspectivas de futuro: «Crecer para tener una estructura cada vez más fuerte».

Seila Jiménez, responsable del Departamento de Administración

Comenta como veterana del grupo (se incorporó a AERTIC en 2011) y que ha presenciado mejor que nadie su evolución desde entonces: «La evolución está relacionada con el convenio de colaboración con el Gobierno de La Rioja, que no solo ha permitido ampliar el equipo, sino además profesionalizarlo mucho más».

«Ha supuesto una verdadera inyección de apoyo estratégico y de financiación, lo que nos ha permitido ampliar la estructura. Esa apuesta institucional por el sector TIC riojano en los últimos 3 años es el que ha permitido decir que el equipo es lo que somos actualmente», explica.

Su labor abarca toda la gestión en el plano administrativo y destaca que «los socios me conocen porque soy la que lleva más tiempo y eso es lo que más me gusta de mi trabajo; la relación personal con ellos y la satisfacción que produce ver cómo sacan adelante sus proyectos con tu ayuda».

A la proactividad y la actitud, Jiménez añade la polivalencia como denominador común a los miembros del equipo: «Podemos ejercer una tarea aunque no sea competencia exclusiva de nuestro foco de trabajo; es importante de cara al exterior que los socios vean que no solo se cubre un servicio, sino que ese servicio es de calidad».

José Ángel Campo, responsable de Proyectos I+D+i

Encargado de dinamizar la actividad de las empresas y ampliar sus horizontes en lo relativo a la innovación, ejerce como ‘radar’ de oportunidades para los socios de AERTIC: «Desde el departamento de proyectos nos encargamos de animar a las empresas a que inviertan en I+D+i y de encontrarles las mejores opciones de financiación, además de fomentar alianzas con otros socios para que logren el resultado que se habían propuesto de antemano».

Según explica, «cuesta un poco despegar a algunos empresarios del día a día y hacer que miren al horizonte para embarcarse en proyectos de innovación, pero otros han entrado en ‘la rueda’ y van encadenando un proyecto con otro».

«Estudiamos todas las convocatorias de ayudas autonómicas, nacionales e internacionales y analizamos las posibilidades de éxito. Actualmente hay muchas oportunidades de financiación en cascada, que cubren normalmente el 100 % de los costes del proyecto, pero son convocatorias de concurrencia competitiva y nosotros ayudamos a nuestros socios a preparar una propuesta atractiva», añade.

Sergio de Torre, responsable de Proyectos I+D+i

«Soy el más nuevo en el equipo y estoy aprendiendo y disfrutando a partes iguales», señala como carta de presentación De Torre, cuyas principales ocupaciones se centran en la gestión de los proyectos de I+D+i de los socios de AERTIC, la elaboración y valoración de estudios en el ámbito de la innovación tecnológica, la dinamización interempresarial, y la alineación de las iniciativas TIC con los principales programas de ayuda al sector.

«Tenemos un volumen de trabajo muy alto y lo enfoco con una óptica muy positiva, porque eso significa que nuestras empresas están sacando adelante muchos proyectos y que son muy proactivas para darle un gran impulso a la marca ‘RiojaTIC’ fuera de nuestras fronteras», afirma.

Estíbaliz Rodrigo, becaria de I+D+i

Es la más joven del equipo y ejerce como correa de transmisión entre lo tradicional y lo innovador. Ingeniera Agrícola becada por la Agencia de Desarrollo Económico de La Rioja (ADER), es clave como «apoyo al equipo en cuestiones de agricultura».

«Todas las industrias alimentarias necesitan modernizarse hacia el ‘4.0’ para poder competir con el resto de industrias españolas y es importante la aportación de alguien que conoce el sector y puede orientarles sobre a qué puertas llamar en cada momento», defiende, destacando el continuo aprendizaje que está experimentando durante su estancia en AERTIC.

Y es en esa heterogeneidad profesional y generacional la que representa la mayor fortaleza del grupo. «Nuestra jerarquía es muy horizontal; todos aportamos nuestro punto de vista, independientemente de la edad o de su perfil profesional; todos estamos para liderar la coordinación de un proyecto o para servir un café en un evento», aseguran.

Si aún no recibes 'El Tempranillo' cada mañana, puedes apuntarte aquí

TAMBIÉN TE ENVIAMOS NOTICIAS IMPORTANTES POR WHATSAPP. DATE DE ALTA AHORA DESDE AQUÍ
Comentarios
Subir