La Rioja

Un lugar «de permanente recuerdo» a las víctimas de la violencia machista

La historia de las ciudades dejan huella en sus muros y paredes. A menudo son huellas que inicialmente no tenían ninguna pretensión de serlo y el relato urbano se ha ido construyendo conforme el tiempo inmortalizaba esa placa o ese mosaico que han devenido en icónicos. En otras ocasiones, el rastro histórico está grabado a conciencia, queriendo plasmar sobre una pared la conciencia social sobre un asunto concreto.

En este contexto, Logroño ha asistido este jueves a la inauguración del mural colaborativo -más de 300 manos han ayudado a darle contenido- pintado en una pared de la calle General Urrutia para reconocer a las mujeres, los hijos y las víctimas de violencia machista.

La concejala de Igualdad y Convivencia, Eva Tobías Olarte, ha conducido un acto en el que ha destacado la presencia de los alumnos más pequeños del CEIP Navarrete el Mudo, principales «artistas» de este mural, y que han estado coordinados por Erika León, de la asociación artística Complot.

El objetivo principal de esta iniciativa, como ha explicado Tobías, «es que todos reflexionemos, nos sensibilicemos y concienciemos sobre el alcance y la gravedad de la violencia contra las mujeres, además de que este mural se constituya como un lugar permanente de recuerdo en la ciudad».

Para llevar a cabo este proyecto se han utilizado los colores del arcoíris para «dar esperanza a las personas que sufren violencia de género». El dibujo está dividido en tres partes. La base representa simbólicamente a las mujeres mediante círculos o semillas de diferentes colores. Estas semillas, a su vez, reciben unas gotas de lluvia con palabras positivas, que recuerdan a las personas que están al lado de la víctima: les ayudan, refuerzan y trasmiten la energía suficiente para dar el paso de cambio de vida.

Además, del centro del mural resurgen unas flores que ocupan con fuerza su espacio; mientras que en la zona de la derecha brotan siete líneas horizontales «a modo de caminos que todos debemos recorrer». En ellas pueden leerse mensajes reivindicativos que invitan a la reflexión de la ciudadanía: ‘Si duele no es amor’. ‘Ni una menos’, ‘Sin miedo a ser libre’, ‘No soy tuya, soy mía’, ‘No te he pedido piropos’, ‘Quiero ser libre, no valiente’ y ‘Nosotras decimos basta’.

La edil ha recalcado también la necesidad de potenciar en la infancia la educación en igualdad para eliminar la violencia machista «y que mujeres y hombres, todos y todas, de la mano, creemos espacios de concienciación».

Eva Tobías ha terminado su presentación citando un fragmento del poema de Mario Benedetti ‘No te rindas’ y haciendo partícipes a todos los que se han acercado hasta el mural de las declaraciones de una víctima de violencia machista que dice sentirse «muy reconfortada al ver cómo la gente se ha involucrado en la realización de este mural, lo que significa que las cosas están cambiando».

Si aún no recibes 'El Tempranillo' cada mañana, puedes apuntarte aquí

TAMBIÉN TE ENVIAMOS NOTICIAS IMPORTANTES POR WHATSAPP. DATE DE ALTA AHORA DESDE AQUÍ
Comentarios
Subir