La Rioja

«Esperamos reunir 190.000 kilos de comida durante la Gran Recogida»

El Banco de Alimentos de La Rioja ultima estos días todos los detalles de la ‘Gran Recogida’. Una iniciativa que se lleva a cabo cada año por estas fechas para ayudar a los más necesitados de la región, sobre todo de cara a la Navidad, con el objetivo de que «todas las familias riojanas puedan disfrutar de estas fiestas de la mejor manera posible», explica José Manuel Pascual, presidente de la entidad en La Rioja.

Este lunes, la presidenta del Gobierno, Concha Andreu, ha acudido a la sede del Banco de Alimentos «para reforzar la llamada de la Gran Recogida». «La verdad es que estamos muy agradecidos con esta visita. Ha sido un verdadero placer enseñarle las instalaciones y reunirnos con ella, todos los voluntarios de la Junta Directiva, y explicarle qué hacemos cada día y cuál es el objetivo principal de nuestra actividad», cuenta Pascual.

En esta ocasión, la Gran Recogida se va a desarrollar durante los días 22, 23 y 24 de noviembre. Una cita en la que van a participar «prácticamente todas las cadenas de supermercados. Un total de 81 centros de dieciséis poblaciones riojanas», señala el presidente del Banco de Alimentos. Tras la recogida, los alimentos se van a trasladar a la sede de la asociación donde, a partir del 2 de diciembre, se va a realizar la clasificación de los artículos.

«En esta recogida, confiamos, por lo menos, en empatar con los resultados del 2018 -176.000 kilos-, pero estamos seguros de que la solidaridad de la gente va a hacer que aumentemos la cifra ligeramente y aspiramos a llegar a los 190.000 kilos», afirma Pascual.

Después de la clasificación, llega el momento de distribuir los productos. «Tenemos un total de 10.160 beneficiarios que reciben nuestros alimentos a través, siempre, de las tres entidades beneficiarias con las que trabajamos. Nosotros no repartimos directamente los alimentos a particulares, sino que lo hacemos por medio de estos organismos que se aseguran de hacer un reparto justo».

Los voluntarios, imprescindibles

«Hasta el momento se han apuntado numerosos voluntarios que quieren compartir esos días con nosotros, pero todavía hay gente que no termina de decidirse. Siempre hay bajas de última hora, por lo que es fundamental que toda esa gente que está indecisa se anime a llevar a cabo esta actividad que, además de ser una cita solidaria, es muy divertida e interesante», añade el presidente del Banco de Alimentos.

Además de los tres días de la recogida, José Manuel Pascual explica que son fundamentales los días posteriores, donde los voluntarios son imprescindibles para hacer la clasificación de los alimentos. «Seguramente haya gente que no puedan colaborar el 22, 23 y 24 de noviembre, pero son muy bienvenidos en la sede a partir del 2 de diciembre para ayudar en la organización de los kilos recaudados en los supermercados».

Comentarios
Subir