Deportes

El BM Logroño sobrevive a su caos y vence a Puente Genil en un final épico

El BM Logroño ha vencido a Ángel Ximénez sobre la bocina (35-34), después de levantar una situación que parecía prácticamente perdida. En un día ciertamente caótico, los dos puntos se han quedado en la capital tras un ejercicio de resistencia espectacular. Porque los guerreros de Miguel Ángel Velasco nunca han dado por perdida esta batalla. Tenían un mal día en el cuerpo a cuerpo, no podían con su rival de forma normal. Han tenido que ganar con el corazón, ese que a punto ha estado de estallarle a algún hincha en el Palacio.

Todo parecía casi perdido a falta de ocho minutos (30-33), pero el final ha sido apotéosico. Sacando fuerzas de donde ya prácticamente no las había, los riojanos ha conseguido igualar el encuentro. Tiene mérito vivir en el alambre. Empate a falta de un minuto para el final. Gol de Erik Balenciaga, última posesión para Puente Genil y siete metros con el tiempo ya cumplido. Un cara a cara entre él y Jorge Pérez. Paró el guardameta y después… la euforia. Locura desenfrenada en la pista y entre la afición. ¡No era para menos, ha sido de locos!

Vayamos al inicio. No ha sido el deseado para los franjivinos, que han encontrado una máxima efectividad en ataque, pero también han dejado mucho que desear en defensa. El encuentro se ha sumido pronto en un círculo vicioso: gol local, gol visitante. Balenciaga se inventaba una maravillosa acción en ataque, pero los cordobeses la respondían. Imanol Garciandia lanzaba uno de sus cañonazos, pero hacía lo propio Javier García en los visitantes. Así era imposible escaparse en el marcador (9-8, minuto 13).

Esa ha sido la tendencia durante muchos minutos. Y no era porque Hackbarth, Dapiran y compañía no dejaran de sumar. Lo han hecho una y otra vez, pero no podían consolidar la ventaja. Faltaba mucha tensión defensiva y el marcador lo hacía notar (17-15, minuto 25). Quedaban todavía seis tantos más por sumar hasta llegar al descanso (21-19). Mal primer parcial de los logroñeses, que han concedido demasiado a Puente Genil bajo un arbitraje, cuanto menos, cuestionable. La grada ha expresado su cabreo en repetidas ocasiones: «Fuera, fuera».

La tarea ha sido una odisea, porque los andaluces han peleado con uñas y dientes hasta el último segundo. Y tras mucho la ‘goma’, han llegado a ponerse por delante por primera vez en toda la noche (29-30). Estepa y Dashko han puesto todo patas arriba. A contracorriente, Logroño ha cambiado el sistema defensivo de 6-0 a 5-1, buscando más agresividad. No salía absolutamente nada, el cortocircuito era total. Pero cuando todo parecía imposible, pero la victoria ha acabado llegando. Próxima cita: Achilles en la previa de la Copa EHF (sábado 19:00).

Si aún no recibes 'El Tempranillo' cada mañana, puedes apuntarte aquí

TAMBIÉN TE ENVIAMOS NOTICIAS IMPORTANTES POR WHATSAPP. DATE DE ALTA AHORA DESDE AQUÍ
Comentarios
Subir