Deportes

La España vaciada se rebela a zancadas

El Inferno Alfaro posa en familia

Muchos problemas afectan al cada vez más diezmado padrón de los pueblos de la España interior: conexiones a internet que bailan al ritmo del ‘Despacito’ de Luis Fonsi, complicaciones para acceder a servicios básicos, deficientes redes de transporte…

Sin embargo, superado el primer tercio de la Liga Corremos La Rioja, cuatro de las seis formaciones que ocupan el podio de la clasificación por equipos (Peña Azagresa, Inferno, Entreviñas y Campo Activo) pertenecen a localidades por debajo de los 10.000 habitantes. No deja de ser un hecho curioso, teniendo en cuenta las dificultades adicionales a las que hacen frente en contrapartida a sus colegas ‘urbanitas’. ¿Cuál es el secreto?

Desde Azagra, localidad navarra de 3.900 habitantes situada diez kilómetros al norte de Calahorra, nos apuntan algunos datos que supondrían la envidia de clubes de muchas ciudades con una población exponencialmente mayor. El conjunto local, la Peña Azagresa, está integrado por 110 corredores y según explica una de sus integrantes más conocidas, Olmo Vidondo, su filosofía abarca los valores más positivos que caracterizan al mundo rural.

«Entendemos que todos los integrantes somos una piña, no importa la edad, nacionalidad ni ningún otro factor»; y trasladan esa forma de actuar a los entrenamientos que realizan todos los martes y jueves junto al polideportivo municipal. «Quedamos para realizar entrenamientos de unos diez kilómetros. Imagínate, con tanta gente, los niveles son muy dispares, pero no permitimos que ese hecho margine a nadie y si alguien va más lento no dejamos que se quede atrás o solo, damos la vuelta las veces que sea necesario», continúa.

Esa forma de ser se prorroga fuera del terreno deportivo. Ultracongelados Virto, una conservera del pueblo, les aporta ayuda económica, pero a fin de completar el presupuesto realizan otras actividades de lo más diverso: «En verano montamos yinkanas al estilo Grand Prix y ahora vamos a vender tostadas en el Mercado de Verduras de San Gregorio, el próximo día 16. Nos vamos intercambiando en el puesto y disfrutamos de la labor. ¡Estáis todos invitados a venir!».

La Peña Azagresa haciendo labor de equipo

Naturaleza en plena Rioja Baja

Javier Santa Adelaida y Toñi Miguel, de Aldeanueva de Ebro; han sido los ganadores masculino y femenino del Circuito Navarra Sur, un torneo similar al de nuestra comunidad que aglutina las carreras celebradas en el área de Tudela. Ambos pertenecen al Entreviñas, el club de la localidad riojabajeña fundado hace ahora diez años: «Le hemos dado mucha vida vida al pueblo, organizamos tres carreras a lo largo de todo el año, a ver quién supera eso», afirma con orgullo Santa Adelaida.

Pese a los mencionados problemas del día a día, considera que vivir en un pueblo es más un beneficio que un problema: «Tenemos rápido acceso a los caminos y estamos en contacto con la naturaleza mientras practicamos nuestra pasión, es una suerte vivir aquí. También quiere aprovechar la oportunidad para reclamar la atención de un patrocinador: «Estamos todos los fines de semana al pie del cañón, y en muchas carreras además de tener buenos resultados somos el club más numeroso». Una apuesta segura, ya que de momento, los números les dan la razón: este simpático equipo lidera con holgura la clasificación femenina por equipos de Corremos La Rioja.

El Entreviñas Aldeanueva posa en una carrera del Circuito Navarra Sur

Deporte popular en los confines riojanos

N-232 abajo nos encontramos el caso de Alfaro y su conjunto atlético emblema: El Inferno. Bajo el intenso ritmo aéreo que marcan sus emblemáticas cigüeñas se mueve también un nutrido grupo de corredores en el plano terrestre: «Somos 110 socios. Vivir en un lugar pequeño quizá nos ayuda a intimar más con los compañeros de entrenamiento». Unión de la que nace un espíritu inquieto: «En 2015 fundamos una sección multideporte y nació la idea de organizar un triatlón»

A día de hoy, es el único que se continúa celebrando junto al Half de La Rioja, lo que dice mucho del espíritu de unidad de unos alfareños que tampoco renuncian a competir. Ahí están los casos de Busma Ounini y Yahya Latrach, atletas crecidos bajo su manto y que con sus actuaciones se han ganado ser habituales en la selección regional de cross.

Pero si hay un caso paradigmático es el de Igea. Con solo 600 habitantes han encontrado en el atletismo una manera de
colocarse en el mapa a fin de eludir el fantasma de la despoblación y la falta de oportunidades, que golpea con especial crudeza en la comarca del Alhama. El alcalde de Igea, Sergio Álvarez, nos explica que han creado una sección de corredores: los llamados ‘Igea Runners’, que aún no han puntuado en Corremos La Rioja. El regidor avisa de que podrían lograr un gran resultado el 1 de diciembre en la Carrera Entre Dinosaurios, de la que son anfitriones.

«Conocemos bien el terreno y estamos animados porque Jesús Herce, uno de los nuestros, pelee el triunfo», explica. También asegura que la prueba es un escaparate importantísimo: «Tenemos en nuestro aislamiento geográfico un punto débil (Igea está situada a 80 kilómetros de Logroño y Soria) y es una forma de decir estamos aquí, que sepan de lo mucho que tenemos para ofrecer».

Con las reivindicaciones de la España vaciada en su punto más álgido, estas poblaciones han encontrado en sus clubes locales un estandarte que les una, ilusione y de fuerzas para comerse el futuro.

Igea Runners

Si aún no recibes 'El Tempranillo' cada mañana, puedes apuntarte aquí

TAMBIÉN TE ENVIAMOS NOTICIAS IMPORTANTES POR WHATSAPP. DATE DE ALTA AHORA DESDE AQUÍ
Comentarios
Subir