La Rioja

Madreselva: «Tenemos unos ecosistemas que no hay en otros sitios de España»

El Día Internacional contra el Cambio Climático se ha celebrado este jueves en todos los lugares del planeta con el objetivo de movilizar y sensibilizar a millones de personas acerca de los efectos del cambio climático y el grave peligro que conlleva el calentamiento global.

En La Rioja, gracias al proyecto Madreselva, se busca sensibilizar a la población. «Hay un alejamiento entre sociedad y naturaleza y es fundamental acercar a colegios, instituciones y particulares la importancia de conocer el medio ambiente que hay en nuestra comunidad», explica Miguel Lara, educador ambiental.

Este colectivo profesional afirma que La Rioja es maravillosa: «Tenemos unos ecosistemas que no hay en otros sitios de España, pero se empieza a notar un deterioro considerable, indicado por el estudio de las aves, que son uno de los principales bioindicador de la naturaleza. Se está notando una disminución de aves insectívoras brutal, síntoma de la falta de insectos por el uso extremo de fertilizantes y productos tóxicos».

Desde Madreselva quieren hacer hincapié en el ecosistema tan especial que tenemos: «La Rioja cuenta con siete valles, lo que significa siete ecosistemas diferentes. Y es más, aquí acaba el clima mediterráneo y empieza el atlántico. Tenemos una biodiversidad inmensa, algo muy especial puesto que confluyen dos climas con hábitats y circunstancias diferentes».

Cambio climático en La Rioja

En Madreselva subrayan que «España no se va a convertir en un desierto por el cambio climático, puesto que el desértico es un sistema estable. Lo que va a ocurrir es que se va a llevar a cabo una desertificación. Es decir, un proceso brusco al que la naturaleza no le da tiempo a adaptarse y que conlleva la pérdida parcial de la productividad biológica o económica de las tierras y su potencial de producción».

El futuro sigue siendo incierto, pero está claro que los cambios de temperatura, las lluvias torrenciales, la falta de inviernos o la escasez de nieves, entre otras, «no es que vayan a derivar en cambios bruscos, es que ya lo están haciendo».

En La Rioja, comunidad donde la agricultura es vital, «los agricultores van a tener que adaptarse a unos sistemas bien de riego por goteo, lo que supone más dinero, o bien poniendo viñas en zonas de mayor altitud. Esto afectaría a los ecosistemas que están en dicha altitud, hasta ahora silvestres, ya que serían cortados para plantar viñas u otros productos».

Además, la fauna también está en peligro. Un ejemplo claro es el del visón europeo, el carnívoro más amenazado de Europa, por delante del lince, que cuenta con el veinte por ciento de su población mundial en La Rioja. Es una especie que vive en ambientes acuáticos, preferentemente en los cursos medios y bajos de los ríos, donde se refugia entre arbustos y montones de ramas y «aquí, en nuestros afluentes, viven la mayor parte de animales de esta especie», indica Adilia Iturriaga, educadora ambiental.

Joyas naturales desconocidas en La Rioja

Los integrantes del colectivo Madreselva tienen como objetivo primordial la educación en positivo. «Intentamos que las personas, sobre todo los niños, cuiden la naturaleza por cariño, no por el simple hecho de cuidarla. Intentamos educarles para que despierten su sensibilidad hacia el entorno que les rodea, tanto natural, como urbano o social».

Ribavellosa es uno de esos lugares excepcionales que puede presumir de una riqueza ecológica envidiable. En Almarza de Cameros se encuentran doce kilómetros de senderos autoguiados, abiertos al público y con un recorrido sencillo que permite tanto a montañeros como a familias disfrutar del paisaje andando o en bicicleta, accediendo a los principales tipos de bosque riojanos (hayedos, pinares, quejigares, encinares…). Además, cuenta con numerosas instalaciones como áreas infantiles, merenderos, aseos y varios emplazamientos deportivos.

La Sierra riojana esconde sorprendentes historias. Madreselva organiza visitas guiadas por Soto de Cameros, «donde descubrimos huellas de dinosaurios saurópodos y terápodos, antiguos neveros, y hablamos de la mesta y el importante pasado de Soto y el resto de la Tierra de Cameros, mientras disfrutamos de su emocionante presente observando buitres con telescopio».

«Este magnífico paseo nos sirve para entender el resultado de la unión del medio natural y el medio rural y como los campos de pasto, dehesas, o el aprovechamiento maderero han transformado el paisaje dejando ver sus entrañas y sus cicatrices», concluyen

Comentarios
Subir