El Rioja

Oficina de Temporeros: siete denuncias por explotación laboral en la vendimia

Durante esta temporada de vendimia, la Oficina de Atención al Temporero de Cáritas La Rioja ha asistido a noventa temporeros, veinticuatro de ellos personas sin hogar; ha recibido la llamada de sesenta agricultores interesados en el servicio de intermediación laboral y, además, ha tramitado siete denuncias por explotación laboral.

Este dispositivo se puso en marcha por primera vez en septiembre, en colaboración con Fundación Cáritas Chavicar y ATIM, para velar por los derechos de los trabajadores y facilitar a los agricultores la contratación de personal en condiciones dignas. Los técnicos del servicio detectaron entre los demandantes de mano de obra desconocimiento sobre sus obligaciones o, incluso, falta de interés en cumplir la ley.

“Nosotros, con nuestros recursos como intermediadores, no podemos llegar más allá de donde lo hemos hecho y consideramos que es mucho lo que se puede hacer, tanto para facilitar el proceso de contratación a los agricultores, como para velar porque se cumpla el convenio agropecuario”, ha afirmado Joaquín Yangüela, responsable del área de Integración Social de Cáritas La Rioja.

La oficina ha recibido también la llamada de sesenta agricultores de La Rioja, Álava e incluso Navarra y Guipúzcoa. De estos sesenta, 23 han llegado a ser atendidos por los técnicos de intermediación laboral de Fundación Cáritas Chavicar, que han desestimado varias de las ofertas por incumplir requisitos básicos marcados por ley, como ofrecer alojamiento a los trabajadores.

“Las solicitudes que hemos registrado son de pequeños agricultores y queremos pensar que en las parcelas grandes sí que se están haciendo las cosas bien, porque en los últimos años se ha trabajado mucho en ese sentido. No obstante, está constatado que siguen produciéndose situaciones injustas e ilícitas, auspiciadas por las mafias ilegales que siguen operando en el entorno de las estaciones de autobuses”, ha denunciado Yangüela.

Finalmente, catorce agricultores han recibido los datos de personas apuntadas en la bolsa de empleo de la Oficina de Atención, pero se desconoce cuántos de los contactos se han traducido de forma efectiva en un contrato, debido a que esta contratación quedaba en manos del propio agricultor. “Si la Administración asumiese la labor de facilitar incluso el registro de los contratos, se podría conocer la realidad en todos sus parámetros”.

Durante esta primera experiencia, los técnicos de Cáritas La Rioja y Fundación Cáritas Chavicar han detectado que la mayoría de los empleadores desconocen que los temporeros tienen derecho, por ejemplo, a alojamiento, comida y vestuario, y que algunos no están dispuestos a satisfacer estos requisitos.

Las ofertas de empleo gestionadas por Fundación Cáritas Chavicar se han ubicado en diferentes localidades: Huércanos, Alesón, Villamediana, Agoncillo, Ventosa, Navarrete, Medrano, Entrena, Yécora, Lanciego, Elvillar, Nájera, Alesón, San Asensio, Ávalos, Ocón y Briones.

Click para comentar

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Subir