Agricultura

Homenaje sorpresa a Francisco Garraza: «Toda una vida dedicada al campo»

Francisco Garraza es hijo de agricultores lodosanos y dedicó toda su vida al cultivo del pimiento del piquillo y la defensa del sector desde la Denominación hasta su jubilación. En 1986 fue presidente del consejo provisional y por tanto uno de los impulsores del Pimiento del piquillo de Lodosa.

El consejo provisional fue el encargado de redactar los documentos y los requisitos de la futura Denominación de Origen Protegida. Fue un trabajo totalmente gratuito y de gran complejidad por los distintos intereses, aunque Francisco desde el principio abogó por la calidad y representó a los productores de pimiento del piquillo de Lodosa.

Una vez se constituyó el Consejo Regulador fue elegido presidente del primer consejo en 1988 y reelegido posteriormente hasta 1997. Ahora está jubilado, pero sigue manteniendo contacto con el sector y, por supuesto, un pequeño huerto con sus hortalizas.

La DOP Pimiento del Piquillo de Lodosa aprobó por unanimidad la realización de este homenaje a Francisco Garraza tras la invitación del cocinero José Luis Vicente Gómez, Txebiko, a reconocer y exaltar la labor de los agricultores de Navarra y La Rioja, representados en sus respectivas organizaciones.

«“Es gracias al esfuerzo y compromiso de personas como Francisco que podemos disfrutar de productos naturales, autóctonos y de calidad en nuestras mesas y que hacen que nuestra gastronomía sea tan valorada en el conjunto de España y a nivel internacional”, ha señalado el cocinero.

Francisco Garraza ha recibido una placa durante el showcooking, cena y cata que ha tenido lugar este miércoles en el restaurante Cachetero dentro de las Jornadas de Exaltación del Pimiento.

Click para comentar

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Subir